Insisten en la Corte por un reclamo millonario contra Guaymallén

Guaymallén canceló el compromiso que había contraído la gestión Lobos con la empresa Wanka. La gestión Iglesias denunció "fraude", pero la empresa insiste en querer cobrar.

La causa civil está en manos de la Suprema Corte. Hasta allí llegó el reclamo de Wanka S.A para cobrar más de $2,5 millones por trabajos realizados durante la gestión de Luis Lobos y contratos que se rescindieron en el año 2015. Desde la Municipalidad de Guaymallén aseguran que había vicios muy groseros por lo que al asumir la nueva gestión se declaró que los actos eran inexistentes.

En la empresa aseguran que por la rescisión contractual les corresponden $2,5 millones y agregan que ni siquiera han iniciado acciones para cobrar el total del contrato, que superaría los $20 millones. La causa llegó a la Justicia debido a que las autoridades de la Municipalidad de Guaymallén entienden que existían irregularidades en el contrato de alquiler de una asfaltera y otras máquinas.

"No era responsabilidad de la empresa controlar que los trabajos se realizaran, era responsabilidad del municipio. Es como decirte te alquilo una oficina y después el inquilino no hace uso de ella. Es problema del inquilino no del propietario", esgrimió el abogado de Wanka S.A, Francisco Festa.  

"Nunca nos pagaron en el día como manifiesta la abogada de Guaymallén Marcela Amarillo. Tal es así que hoy nos encontramos a tres años desde el incumplimiento de contrato de alquiler y aún no nos cancelan la deuda, ni el gobierno de Luis Lobos ni el actual", argumentó Festa.

Incluso, se quejó que a otras empresas constructoras si se les pagaron compromisos contraídos durante la intendencia de Lobos. "Será que ayudaron a la campaña de Iglesias que tuvieron tantos privilegios. Mi cliente no colaboró, y no corrió con la misma suerte", dijo.  

Esta semana, Amarillo esgrimió los motivos que llevaron a declarar la inexistencia de los contratos que Lobos había firmado con Wanka. "Le pagaron intereses punitorios, le pagaron más rápido, le reconocieron el pago de elementos que eran objeto de la licitación. Había vicios muy groseros", manifestó la directora de Asuntos Jurídicos de la municipalidad a MDZ.

"En un día presentaban la factura y se les pagaba. A ninguna otra empresa le daban esos beneficios", sostuvo Amarillo al ser consultada sobre la situación de Wanka y el litigio que existe en la Corte. Por este caso también fue denunciado penalmente Luis Lobos, acusado de administración fraudulenta.

"Los pagos salieron volando. Eran 1.800.000 pesos por mes y se llegaron a pagar 10 millones de pesos. Hoy, reclaman 5 millones de pesos más, más todo el asfalto que lo tenía que poner el municipio, más empleados y demás... calculamos que, en total, se comprometieron alrededor de 20 millones de pesos y sólo se asfaltaron 28 cuadras. Para que te des una idea, nosotros licitamos con valores 2016 y por 6 millones de pesos conseguimos 45 cuadras o sea con un tercio de aquel pago obtuvimos el doble. Han pagado cinco veces más el asfalto", expresó Marcelino Iglesias a este medio en julio del 2016. 

Esta información fue negada por el representante letrado de Wanka, Francisco Festa, quien asegura que la rescisión se produjo cuando Luis Lobos aún era intendente por el incumplimiento de contrato de alquiler. "Se presentaron reclamos administrativos en la gestión Lobos y nunca se resolvieron", aseguró.

Según aducen desde el gabinete de Marcelino Iglesias, cuando Wanka ganó la licitación le giraron dinero antes de tiempo y con ese dinero adquirió los camiones que había dicho poseer en los pliegos licitatorios. "Cobraron y con la plata que cobraron fueron a comprar los camiones", subrayó la abogada Marcela Amarillo.

"Es importante no perder de vista que nunca se objetó que se haya cumplimentado con la licitación y los requisitos especificados", le contestó Festa. En este sentido se quejó de que el de Wanka es el único contrato que quedó pendiente mientras que se cancelaron los de otras empresas como Da Passano y Freeway.

La palabra de Lobos

El primer día del mes el ex intendente Lobos se apersonó en sede judicial a brindar audiencia testimonial, pero se abstuvo de declarar debido a que es investigado penalmente por su relación con Wanka. "A la empresa la conozco porque eestaba contratada por la comuna. A la demandada la conozco he trabajado en la Municipalidad de Guaymallén", afirmó en presencia de la Prosecretaria de la Sala Primera del Tribunal, Emma Orrego.

Sin embargo, no dio más detalles debido a que dijo tener "un interés directo en el resultado de este juicio porque soy imputado en una causa que tiene que ver con la empresa Wanka y la Municipalidad de Guaymallén que tramita por ante la Fiscalía de Delitos Económicos".

Opiniones (2)
20 de mayo de 2018 | 09:45
3
ERROR
20 de mayo de 2018 | 09:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Wanka S.A., de donde salió esa empresa? Amigos de Lobos y socios para robar?
    2
  2. que le vayan a cobrar a LOBOS!!!
    1