Razones por las que debes visitar Rusia en 2018

Si siempre has querido conocer una tierra llena de riqueza histórica y hermosas estepas que te quitarán el aliento, Rusia debe ser tu próximo destino.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Ahora que se acerca la Copa Mundial de Fútbol de 2018, Rusia se convertirá en el destino ideal para muchas personas. Pero aunque no te guste el fútbol, la tierra del vodka tiene mucho que ofrecerte. Además de la lejanía geográfica, cuenta con una cultura completamente distinta al mundo de Hispanoamérica que te harán expandir tus horizontes y conocer otras formas de vivir. Viajar a Rusia sin el apoyo de un tour o con un traductor parece complicado. Claro que resulta difícil, mas no imposible. Si en tus planes de vida siempre ha estado conocer una tierra llena de riqueza histórica, con una tradición culinaria exquisita y con hermosas estepas que te quitarán el aliento, no lo dudes más, a continuación te decimos por qué Rusia debe ser tu próximo destino.

Para llegar allá tienes que tramitar tu visa, para ello debes tener ya el boleto de avión y el hospedaje; cuando reserves este último -ya sea en el hotel o lugar que rentes para quedarte-, te proporcionarán un código que debes anotar en la solicitud de visado. El trámite tarda aproximadamente 7 días hábiles, una vez que te la entreguen haz tu plan para aprovechar mejor el tiempo. Dependiendo desde dónde viajes, la mayoría de los vuelos hacia la primera sede de la Copa Mundial en Europa del este son con escalas. Hay vuelos a las principales ciudades, como Moscú o San Petersburgo, y puedes moverte entre estas y otras ciudades en tren. Esto parece todo un reto, sobre todo si no hablas ruso -ten en cuenta que casi no hablan inglés-, pero en realidad no es tan difícil; sólo hay que fijarse bien en los horarios, ya que Rusia tiene nueve husos horarios. También puedes rentar un auto, sólo pide que te lo den con GPS y verifica que esté programado en inglés. El rublo es la moneda que se usa, como no es un tipo de cambio común sólo algunas casas de cambio la tienen; sin embargo, si lo haces con anticipación podrás conseguir la cantidad que requieras.

Si visitas las dos ciudades principales, tienes muchas opciones. Por ejemplo, en San Petersburgo puedes visitar el Museo del Hermitage -o Palacio de Invierno-, que fue residencia imperial de 1763 a 1917, con una de las colecciones de arte más importante del mundo que cuenta con más de 5 millones de obras. La arquitectura y diseño por sí solos valen la pena. Se ubica en una plaza vigilada por un ángel que descansa en una columna de granito. En la armería podrás conocer los tipos de arsenal que han fabricado los rusos. En la Fortaleza Pedro y Pablo debes visitar las tumbas de los Romanov, o las áreas que en algún momento se usaron como cárcel y en las que estuvieron recluidos famoso personajes.

CATEDRAL DE SAN ISAAC

Por su parte, el interior de la iglesia de "El salvador sobre la sangre derramada" te dejará con la boca abierta; además de la Catedral de San Isaac, que es la cuarta más grande en el mundo por las dimensiones de su cúpula -a la que puedes subir para apreciar la ciudad desde las alturas. Además, puedes visitar la mezquita que se encuentra cerca del río Neva, sobre el cual encontrarás el barco Aurora, importante en los hechos de la llamada Revolución de Octubre. Por último, no debes olvidar visitar el Teatro Mariinsky, famoso por sus presentaciones de ópera y ballet.

PALACIO DE VERANO

Otra experiencia que puedes disfrutar de manera gratuita es el levantamiento de los puentes sobre el río Neva después de medianoche, que da paso a los buques que dan servicio a la ciudad. Es todo un espectáculo, y de hecho algunos barcos turísticos ofrecen visitas a los puentes. Pero ten cuidado si atraviesas hacia el otro lado de donde te hospedes, ya que una vez levantados no podrás regresar sino hasta las seis de la mañana del día siguiente. En general, San Petersburgo es como un museo al aire libre, toda la ciudad tiene lugares maravillosos. Algunas estaciones del metro son como palacios, ya que cuando fueron construidas las autoridades buscaban que el arte estuviera al alcance del pueblo. El metro de San Petersburgo tiene el nombre de las estaciones escrito en alfabeto cirílico y en latino, por lo que es relativamente fácil moverse por todas las líneas.

Cerca de lo que alguna vez fue la capital de Rusia, puedes visitar un lugar llamado Peterhoff, en donde se encuentra el Palacio de Verano y hay más de 100 esculturas. Era el lugar favorito de Pedro I, fue remodelado por Catalina La grande; ahí encontrarás hermosos jardines y unas fuentes impresionantes, además de las habitaciones cuya majestuosidad te dejará con la boca abierta.

Si decides ir de una ciudad a otra en auto, puedes visitar un lugar llamado Velikiy Novgorod, fundado antes del año 1100 es un pueblito ideal para recorrer en un día.

PUENTES RIO NEVA

Moscú es una ciudad un poco más sucia y ruda que San Petersburgo, pero también tiene su encanto. Por supuesto, la Plaza Roja y el Kremlin son puntos que no debes dejar de visitar. Ahí mismo encontrarás la catedral de San Basilio, con esas cúpulas tan características de la arquitectura rusa; el mausoleo de Lenin y la tumba de Stalin, así como el Museo Estatal de Historia. Si pones atención, verás siete edificios casi idénticos, son las "siete hermanas" construidas por Stalin y una de ellas alberga la Universidad Estatal de Moscú. Se ubican en diversos puntos de la ciudad, y dos de ellas son hoteles de cadenas internacionales, así es que por donde quiera que andes seguro habrá una cerca.

El Museo del Espacio es otro lugar que no te puedes perder. Junto con el monumento a la carrera espacial, son puntos obligados para todos los aficionados a los viajes espaciales. Ahí encontrarás desde un pequeño documental sobre Yuri Gagarin hasta las naves que enviaron a la luna, pasando por las polémicas misiones en las que enviaron a animales al espacio, como la famosa Laika. Al igual que San Petersburgo, Moscú tiene un sinfín de iglesias ortodoxas y hasta monasterios que podrás visitar; valen la pena por la riqueza de los tableros, los colores y la arquitectura. Las estaciones del metro no son tan bellas como las de San Petersburgo, pero tienen lo suyo. Moscú es una ciudad algo caótica, a muchos sorprende que la capital de Rusia tiene un tráfico terrible.

Si tienes oportunidad y es temporada, lánzate al Bolshoi, ve a un espectáculo folclórico, métete a un bar, bebe vodka con los locales aunque no hables ruso, prueba cosas que seguramente nunca has comido. Sin duda, visitar Rusia es una gran experiencia, ve preparado y con la mejor actitud para que puedas aprovechar todos los momentos

Opiniones (4)
22 de julio de 2018 | 12:07
5
ERROR
22 de julio de 2018 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estuve en julio. Los argentinos no necesitan visa. Por ej. Españoles, si.
    4
  2. No, no requieren visa a los argentinos, sólo un determinado monto de dinero y al llegar le recalcan que no puede trabajar.
    3
  3. Según el convenio bilateral los nacionales rusos y argentinos están exonerados de visados para entrar a territorios de los estados firmantes y permanecer allá hasta 90 días cada 180 días. En caso de que un nacional argentino entre a Rusia el único requisito es que en el momento de la entrada tenga un pasaporte vigente por seis (6) meses en adelante.
    2
  4. Visa?? seguros estan?? chequeen esa informacion, estuve en Moscu y San Petersburgo en octubre del año pasado y no requieren visa para los argentinos....por lo menos yo no tramite ninguna....
    1