Encuentran rastros de gas nervioso en restaurante donde envenenaron a espía

Se cree que Serguei Skripal y su hija fueron envenenados mientras comían en Salisbury. Ambos se encuentran en estado crítico.

 Los investigadores encontraron rastros de gas nervioso en un restaurante donde estuvieron el ex espía ruso Serguei Skripal y su hija, que se encuentran en grave estado tras haber sido envenenados en el sur de Inglaterra, informó hoy la BBC.

La cadena indicó que el lugar está siendo analizado. El fin de semana pasado, Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron encontrados inconscientes, con síntomas de envenenamiento, en el banco de un parque cerca de un centro comercial en la localidad inglesa de Salisbury.

Las autoridades no creen que las otras personas que estuvieron en el restaurante corran peligro. Además indicaron que no hay indicios de que los demás comensales hayan estado vinculados con el agente nervioso.

Skripal y su hija siguen hospitalizados. La policía considera que fueron víctimas de un ataque con un agente nervioso.

El ex coronel del servicio secreto ruso GRU fue condenado en Rusia por espiar para Reino Unido y puesto en libertad en 2010 en un canje de espías con Estados Unidos.

El caso despertó el recuerdo de la muerte del ex agente de inteligencia ruso Alexander Litvinenko, que murió en 2006 tras ser envenenado en Londres con té que contenía isótopos radioactivos.

dpa

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 22:41
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 22:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"