Buenos resultados del Lagomaggiore en un estudio mundial

En un nuevo informe del GlobalSurg Collaborative, el nosocomio mendocino mostró favorables números sobre la incidencia de infecciones de sitio quirúrgico en cirugías gastrointestinales.

Nuevamente el área de Cirugía del hospital Lagomaggiore obtuvo buenos resultados en una investigación de alcance internacional. En un estudio sobre la incidencia de infecciones de sitio quirúrgico (ISQ) en cirugías gastrointestinales, el nosocomio mendocino se ubicó en niveles incluso mejores que el promedio de los países con alto desarrollo humano.

Las infecciones de sitio quirúrgico (ISQ) se producen cuando la herida resultante de las intervenciones en quirófano (incisión) se infecta, afectando la piel y los tejidos subdérmicos (como también los músculos y la cavidad del abdomen), siendo la complicación más común después de las operaciones, causando dolor significativo y un tiempo de recuperación prolongado para los pacientes. Si bien siempre hay riesgo de sufrir ISQ, depende en gran parte de las medidas que se tomen en el hospital: los recaudos en técnicas e higiene; el suministro de antibióticos; la cantidad de días de reposo posoperatorio; la detección de antecedentes del paciente que pueden predisponer una infección, como diabetes, VIH, malaria, tabaquismo, edad y tipo de cirugía, entre otros.

El estudio denominado Infección del sitio quirúrgico después de la cirugía gastrointestinal en países de ingresos altos, medianos y bajos ingreso: un estudio de cohorte prospectivo, internacional y multicéntrico, realizado por la organización GlobalSurg Collaborative, develó que los pacientes que viven en países de bajos ingresos (según la clasificación del Índice de Desarrollo Humano elaborada por la ONU) poseen un 60% más de probabilidades de sufrir una ISQ, frente a quienes viven en países de altos ingresos.

El número de pacientes que sufren ISQ dentro de los 30 días de la operación gastrointestinal fue del 9,4% en países con alto desarrollo humano, 14% en países con medio DH y 23,2% en países con bajo DH. En el caso del hospital Lagomaggiore, que estuvo incluido en los nosocomios de Estados con IDH alto (Argentina ocupa el puesto 42 en la lista internacional de ese índice), la tasa de infección de sitio quirúrgico se ubicó en el 8,1%, un nivel equiparable e incluso menor a lo que corresponde al promedio internacional en los países de alto desarrollo humano.

La doctora cirujana María Marta Modolo, líder del grupo argentino de la GlobalSurg Collaborative, expresó a MDZ que "en el hospital Lagomaggiore vamos por buen camino, dado que somos pioneros en la calidad de las cirugías gastrointestinales en cuanto a las profilaxis de los antibióticos, la manipulación y la técnica quirúrgica, y los recaudos que se toman hacia los pacientes. La infectología en el hospital es muy abarcadora y está muy bien actualizada".

Este estudio vuelve a confirmar la calidad de las cirugías en el Lagomaggiore", destacó.

A nivel internacional, en el estudio participaron más de 340 hospitales de 66 países, que enviaron los datos sobre cirugías abdominales practicadas a 12.539 pacientes, de los cuales el 58,5% eran de países de altos ingresos, 31,2% de países de ingresos medios , y 10,2% de países de bajos ingresos. El Lagomaggiore fue uno de los dos centros médicos argentinos que integraron la investigación, junto con el hospital Simplemente Evita, del partido bonaerense de La Matanza.

En el caso del Lagomaggiore, el muestreo abarcó tres meses y medio donde se registró a 160 pacientes, cuya edad promedio fue de 32 años (con un rango entre 15 y 68 años) y se sometieron a intervenciones quirúrgicas gastrointestinales abiertas, en su mayoría bajo el formato de emergencia y semielectiva.

Más del 50% de los pacientes del Lagomaggiore abarcados por el muestreo se sometió a una cirugía de colecistectomía (intervención de vesícula), mientras que a poco más del 30% se le practicó una apendicectomía (operación de apéndice). En concordancia con estos números, y en proporciones similares, las patologías más tratadas fueron colelitiasis (cálculos en la vesícula) y apendicitis aguda.

Equipo cirugía Lagomaggiore

Parte del equipo del Lagomaggiore que participó del estudio internacional: Claudio Fermani, Santiago Villalobos, Juan Manuel Carmona y María Marta Modolo. También integra el grupo Rubén Balmaceda.

Respecto a la contaminación quirúrgica, en el hospital mendocino casi el 80% eran casos limpios-contaminados, es decir, "cirugías donde se cuidaba al extremo que, al abrirse el contenido intestinal, el líquido de los órganos no se derramara ni hubiera una gran contaminación, para que el paciente no se infectara", explicó Modolo.

Por otra parte, la totalidad de los pacientes recibieron antibióticos antes de empezar la cirugía, mientras que la cobertura de medicamentos en el resto del mundo osciló entre el 77 y 89%. Gracias a esos procedimientos, y la baja incidencia de las ISQ, en el Lagomaggiore no se registraron casos fatales en las cirugías gastrointestinales.

"Somos referentes a nivel nacional, aunque no existen estudios en el país que analicen al resto de los hospitales públicos y privados de la Argentina", indicó Modolo. De todos modos, más allá de los resultados, la médica señaló que "hay muchas cosas que cambiar, dado que el estudio es acotado y no abarcó todos los aspectos". En ese sentido, puntualizó, "avanzando en algunas limitaciones del estudio, se pueden mejorar otros elementos como la mortalidad, las reintervenciones e infecciones quirúrgicas, y la administración y resistencia a los antibióticos".

Otras conclusiones globales del estudio

Además de los porcentajes de pacientes que desarrollaron ISQ, se determinó que éstos eran más propensos a morir, a requerir una segunda operación, a desarrollar una infección adicional, y pasaron al menos tres veces más tiempo en el hospital en comparación con aquéllos sin ISQ. Estos hallazgos se encontraron a pesar del mayor consumo de antibióticos tanto antes como después de las operaciones en países de bajos ingresos, con el 50% de los pacientes que reciben antibióticos durante 5 o más días después de su operación, en comparación con el 25% de los pacientes en los países de altos ingresos.

La identificación de la bacteria responsable de la infección del sitio quirúrgico fue posible en 610 pacientes con una tasa de ISQ del 21.6%. De estos pacientes se encontró que tenían una infección bacteriana que era resistente al antibiótico profiláctico administrado antes de su operación. Además, la tasa de bacterias resistentes a los antibióticos fue mayor en los países de bajos ingresos en comparación con los países de altos ingresos.

Resultados estudio GlobalSurg Collaborative

También se detectó que los países con un IDH bajo soportan una carga desproporcionadamente mayor de ISQ que los países con un IDH medio o alto y pueden tener tasas más altas de resistencia a los antibióticos.

En vista de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la prevención de ISQ, que destacan la ausencia de investigación intervencionista de alta calidad, se necesitan ensayos pragmáticos y aleatorizados basados ​​en países con medios y bajos ingresos para evaluar las medidas destinadas a reducir esta complicación prevenible.

Por su parte, Modolo añadió que "la conclusión significativa del estudio es que, por más que se hicieran muchas prevenciones con antibióticos o más días de reposo posoperatorio, los gérmenes son resistentes cuando hay, aparentemente, una mala técnica y los pacientes están más susceptibles a sufrir estas infecciones. Anteriormente no había tantas estadísticas sobre la situación en países de medianos y bajos ingresos, dado que los estudios siempre se basaron en los datos de Estados con alto desarrollo, por lo que todas las políticas sanitarias se hacen basadas en lo que significan esos puntos referenciales, que no son la mayoría del mundo, y eso es lo que se trata de modificar".

Opiniones (4)
27 de abril de 2018 | 01:06
5
ERROR
27 de abril de 2018 | 01:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Felicitaciones colegas! Un premio al esfuerzo y trabajar como corresponde, sigan así! Un abrazo.
    4
  2. Como en todos lados hay profesionales de primer nivel y chantas. Lo bueno es saber enfrentar a unos y elogiar a los otros. Tengo primeras experiencias muy malas de ese nosocomio, pero ante mis requerimientos apareció un señor profesional que puso las cosas en su lugar y todo resultó, un éxito.
    3
  3. Es importante destacar que es un hospital público con todo lo qué implica, además hay que destacar la entrega de todo el personal médico como así también enfermeros, un orgullo dentro de tanta malas noticias
    2
  4. Tuve la oportunidad de pasar unos días en el Hospital Lagomaggiore acompañando a un familiar enfermo. Reconozco q llegué cargada de prejuicios. A medida q las horas pasaban, no podía salir de mi asombro por lo q pude conocer. Es para destacar el trabajo impecable, serio y profesional de los médicos q conocí (en Unidad Coronaria de cuidados intensivos ). Las enfermeras también ...con una gran calidad humana y mucho respeto. La limpieza del hospital me llamó mucho la atención. Tienen cuadrillas de gente limpiando por sectores. Yo misma los vi limpiar a diario las paredes en su totalidad, hasta los carteles indicadores!!! Ni hablar de los pisos...las sábanas...todo impecable. Este esfuerzo silencioso e incansable debe difundirse y destacarse. Muy orgullosa de q tanta gente de lo máximo cada día para q los enfermos sean aliviados. Mis felicitaciones y todo mi respeto.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec