U. Naranjo

Día de la Mujer y de nuestra anulación de lo femenino

Siempre fuimos machistas: nuestra infancia épica y nuestros juegos fueron machistas: fútbol, cacerías, autitos, piñaderas... Borramos a las niñas de la niñez. Por eso, les temimos, como se teme a lo desconocido. Y las atacamos.

A Gladys Ravalle, la mujer mundial

También ha sido machista nuestra noción de la aventura y nuestra esmerada selección de recuerdos. Lo ha sido el saldo final de la memoria y hasta las reparticiones de las culpas: ha sido de machos hacerse ciegamente cargo de las cosas.

Mujer dictadura

Respecto de los años oscuros de la dictadura, tan asociada a mi niñez y mi preadolescencia, incluso, ha sido especialmente machista nuestra idea del castigo -de la desaparición hablo, de la muerte hablo, de la tortura, y de las prohibiciones- y lo han sido nuestras ejecuciones de las sentencias. Todos aquellos dolores y crueldades, todos estos saldos, estas secuelas y regeneraciones, parecen haber sido cosa de hombres.

Violencia muñecas

Y más: las capacidades de decir, las construcciones de lo vivido a través del lenguaje, fueron machistas: una historia contada por y para hombres.

Las mujeres -y con ellas, lo femenino- fueron solapadas, cubiertas y descubiertas, con el cínico manto de lo etéreo. Lo de ellas, entonces, fue el territorio de lo indecible. Y lo indecible no es lo no dicho, lo prohibido, lo censurado, sino algo peor: lo que es imposible decir.

Nuestra consideración de la mujer en aquellos años fue la mayor construcción de la anomia a la que nos hayamos atrevido.

Dictadura argentina maestras

Los verdugos, por ejemplo, castigaban a los hombres como se castigan a los iguales: de músculo a músculo y con los ojos abiertos; a las mujeres, en cambio, las sometían mellando sus dignidades, opacando sus bellezas, apropiándose de lo sagrado de la íntima herencia, sis hijos; y violándolas con los ojos cerrados, de impotencia a impotencia, porque la cobardía -en su manifestación más pura- es esto: la impotencia del poderoso.

Tampoco hemos sido certeros en nuestra construcción del concepto de la épica. La épica, para nosotros, siempre ha sido exploración, bravura, asedio, acero, emboscada, afán de victoria, despliegue de abanicos de pericias, amistad de hombre a hombre, de hombro a hombro, asunción de la idea de barrio como forma comprensible de la patria.

Nuestras infancias, y así lo delatan las historias que hemos escrito, dejaban siempre de lado a las mujeres; al menos, hasta la adolescencia. Era como si ellas sencillamente no existieran o estuvieran lejos, tejiendo bufandas, mientras nosotros conquistábamos el mundo: fútbol, zanjones, autitos, cacerías, árboles, piñaderas...

Fútbol potrero

Ellas, ahora lo veo más claramente, no estaban. Simplemente no estaban. ¿Dónde estuvieron, mientras nosotros levantamos, piedra sobre piedra, esta ceguera ante las cosas..?

Y no era que les asignábamos papeles secundarios, sino que no les asignábamos papeles en la constitución de nuestras infancias. Por eso mismo, después, cuando crecimos, en lugar de seducirlas intentamos conquistarlas y comenzamos temiéndoles: porque las desconocíamos.

Era un temor semejante al de los verdugos, ante la evidencia de lo sagrado que supone lo femenino. Nosotros, con torpeza e ignorancia, las alejamos por temor; ellos las torturaron y las ultrajaron con torpeza, por temor al milagro de lo divino que se anida en todo vientre femenino. Y, además, después, les quitaron sus hijos.

Siempre fuimos machistas. Sólo el amor, quizás, el amor, nos volvió mejores personas. Primero, el amor a nuestras madres: primero, nido; después, puerto; siempre, incondicionalidad. El amor a nuestras mamás -esa devolución que nos permitimos- fue uno de nuestros primeros actos de reconciliación con el mundo, al que siempre vimos como objeto de conquista. Y aquellos que no se reconciliaron se volvieron fantasmas, verdugos u hombres con duros corazones de vinagre.

Vivas nos queremos

Ahora, soplan otras brisas y estas novedades nos obligan a repensar nuestra idea de la identidad. No sólo de la identidad histórica personal -un revisionismo de nuestro pasado, una sinceramiento de nuestros totalitarios absolutos individuales-, sino también de la identidad colectiva.

La memoria, estamos viéndolo, se quita lastres de encima, se libera las manos y una de ellas nos señala entre los ojos y nos dice: ‘ey, has sido un machista asqueroso; has construido un mundo -también el de los recuerdos- a imagen y semejanza de tu machismo'. La otra mano -y he aquí el asombro- está tendida para tomar nuestra mano y llevarnos al aprendizaje de una nueva manera de construir el mundo.

Pacha Mama

Por algo ha de ser que la memoria es mujer y el olvido, varón. La memoria es madre por sobre todas las cosas. La memoria es bando de datos de la Tierra, la madre. La memoria, además, tiene muy mala memoria -o memoria selectiva-, para los inventarios de culpas y pecados y, quizás, no le resulte especialmente difícil perdonarnos a los tipos y darnos una nueva oportunidad, siempre y cuando, claro está, no osemos traicionarla.

Otra vez no lo soportaría y, si la traicionáramos, entonces, en sus espaldas, leeríamos la versión de un mundo escrito y dicho sólo por mujeres.

Tal vez no sea mala idea, después de todo... Sería un mundo mejor que este que levantamos, ciego y estúpido, como el falo de un mono, ciego y estúpido, restregándose efusivo contra el tronco de una palmera.

Ulises Naranjo

Opiniones (30)
15 de julio de 2018 | 18:38
31
ERROR
15 de julio de 2018 | 18:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Dale con la dictadura, les da para todo. Dentro de poco van a dar la receta de una torta y van a hacer mención de la dictadura. ¿Que tendrá que ver? pero lo amoldan a cualquier cosa. Es"politicamente correcto". Dejen de embromar no se les cae una idea nueva para escribir algo medianamente serio mas que esta nota de cuarta.
    30
  2. ¿Creés que habrá cambios importantes tras la masiva marcha del #8M? Ver %
    29
  3. Este gobierno llamado "neoliberal" por algunos es el primero que habilita el debate sobre el aborto. No ha dejado de pagar un plan o asignación por hijo. Las obras ahora se ven, no quedan a medio hacer, les duele no poder putear a Bergoglio, luego de maldecirlo en quince idiomas, va a igualar los derechos laborales de ambos sexos (ahora se viene la queja de los trans, o los travas porque nadie sabe en cual cupo meterlos). No estamos todavía bien, pero vamos a estarlo. Ahora les preguntaría que igualdad consiguieron con las bostas que perdieron lejos las dos últimas elecciones.
    28
  4. Querido Ulises, no dejo de sorprenderme por lo bien que escribís. Sin embargo, no puedo dejar de pensar que fuiste el director y reuniste a los periodistas de este medio. Aún sos parte del mismo, inclusive celebraste el aniversario de MDZ tirando flores, cuando ya este medio tiene una orientación reaccionaria impresionante, lo sabés y conocés bien desde adentro sus manejos y sos parte del mismo. Se evidencia por todos lados cómo blindan a este gobierno de las barbaridades, censuran por todos lados y son el megáfono de las políticas neoliberales... Un poco de ruido te debe hacer, sé que personalmente te lo han dicho y aún seguís... Por ejemplo, qué pensará Gladys Ravalle de cómo se maneja este medio???
    27
  5. yo nunca deje afuera a las mujeres cuando jugaba, es mas , a lo que mas jugaba era al doctor, jaja, chiste estoy de acuerdo con pirulin, solo quieren ser ejecutivas y si es posible de alto rango, es una carrerita para ver quien la tiene mas larga. la igualdad tiene que existir, si o si, pero no a la fuerza. estoy de acuerdo con que se tienen que acabar los acosos, algo despreciable. sin dudas. pero que sea reciproca la idea. ojo, hay de ambos lados. me acuerdo en mi juventud , desde el secundario en adelante, donde siempre estaba el vivo , o mejor dicho , el pelotudo que les tocaba el culo a las minas, pobres pibes, yo preferia esperar el momento de suerte de que me dejaran o me pidieran que las toque, pero esos pibes , xd , que mermos. tengo hijos adolescentes y veo como "las chicas" los acorralan y se los comen, por decir de una forma, como competencia entre ellas, y los pibes solo quieren estar con la normalcita, estan fuera de sus cavales, el hombre, asi no las prefiere. se les fue de las mano la lucha muchachas. veo a las madres como visten a sus hijas a los 11 , 12 , 13 años y es deplorable, las fatality womans. niñas que tendrian que estar jugando con muñecas todavia y estan jugando a la actriz porno.CULPA DE ESTAS MADRES .o seudo madres. y repito, como dice pirulin, si quieren ser igual al hombre, busquen trabajo de albañil , destapando cloacas, plomeria, etc.... , yo tengo en claro que nunca podria ser maestro jardinero o trabajar en una guarderia, por el solo hecho que lo haria mal, por instinto, es imposible igualar a una mujer en ese rubro, entre otros, y lo sabemos, pero las que no saben o mejor dicho no aceptan la realidad son ellas. ojo, amo y admiro en sus profesiones a mi madre , esposa y a mi hijita, que tratare de que vea la realidad de otra forma. van por el mal camino chicas......
    26
  6. esparta: No quería corregirte porque era demasiado obvio, pero como insistís te propongo que leas el Código Civil y Comercial vigente, el nuevito y te vas a sorprender porque establece el contrato prenupcial, además podrías leer la legislación relacionada a los alimentos, que también surge de ese Código pero que es complementada por otras, donde claramente se estipula lo que decís, es decir, que la mujer paga alimentos cuando está en mejores condiciones económicas que el hombre, es más, hay juicios en Mendoza donde ya se han concedido. Por eso, para no dar vergüenza, siempre es mejor leer antes de hablar. En cuanto a lo del primogénito no entiendo bien, pero supongo que querés que a él le corresponda la sucesión, bueno, si bien no está específicado así por las leyes porque es un absurdo con contenido religioso muy retrógrado, es posible que eso suceda mediante el dictado de un testamento por parte del progenitor, así es que no sé de qué te quejás si ya vivís en un país donde lo que pedís se te ha otorgado.
    25
  7. Ulises,simplemete te felicito! Gracias totales
    24
  8. Naranjo, te dejaron de nuevo escribir en un diario en serio! Todos recordamos como te hacíamos bulling y nos divertíamos cuando trabajabas en MDZ. Seguis escribiendo boludeces como siempre. Con 10 renglones bastaba para decir lo que dijiste. Seguis teniendo la idea que escribir "complicao" es ser un buen escritor. En cuanto a tus defendidas, hago una moción para que a efectos de la igualdad tan ansiada, le demos más trabajos como albañil, recolector de basura,ayudante de mecánico, fábricas de ladrillo, etc, etc. No les veo a ellas la desesperación buscando esos trabajos. Tampoco veo a las desempleadas temprano en esos clásicos lugares con pala en mano esperando que alguien las utilice como jornaleras en ripieras, obras u otro trabajo para palear. Saludos, zurdo con corazón de izquierda y bolsillo de derecha.
    23
  9. mdz, por qué en rosa las notas referidas al 8M??? No entienden nada!
    22
  10. No le quepa duda que ha sido un día perdido bvra. Cuando ellas se jubilen a los 65 años, cuando se apruebe que haya contratos pre nupciales, cuando la ley de sucesión cambie al primogénito varón y no el 50% a la mujer y cuando ellas paguen la manutención cuando se demuestre que ganan más que su hombre, recién allí, comenzaremos a estar parejos.
    21