Tarifas, corrupción y populismo: Peña habló de todo en Mendoza

El Jefe de Gabinete defendió la gestión nacional y a los funcionarios cuestionados, como Gustavo Arribas.

 Marcos Peña, jefe de Gabinete, y Francisco Cabrera, ministro de Producción, fueron los dos funcionarios nacionales que representaron a Mauricio Macri y tras el desayuno de la COVIAR defendieron las políticas del Gobierno y también a los funcionarios cuestionados, como Gustavo Arribas.

Tarifas, crecimiento, inflación, paro docente fueron algunos de los temas calientes sobre los que Peña y Cabrera respondieron. "Este crecimiento es sustentable, vino para quedarse. No como ocurría antes que era solo en años electorales", dijo Marcos Peña al hablar de la situación económica del país.

Marcos Peña fue enfático en la defensa de dos funcionarios. Primero sobre Alberto Abad, quien renunció a la AFIP, sobre quien buscó desmentir los rumores de problemas internos. "Alberto Abad es un modelo del servidor público. Tenemos que agradecerle sus servicios. Es una excelente persona con quien hemos trabajado sin fisuras. Es una persona que después de 35 años planteó que quiere retirarse y ayudarnos desde un lugar más externo. Al mismo tiempo va a trabajar en una transición ejemplar", aseguró.

En el segundo "turno", defendió al titular de la AFI, Gustavo Arribas, quien quedó manchado por las sospechas de corrupción en Brasil. "No hay ningún elemento nuevo. Son acusaciones que tienen que ver con la vida pasada, no como funcionario público. No hay un elemento nuevo y por eso seguimos respaldando a Arribas como funcionario público. En ningún caso se ha tratado de acusaciones sobre corrupción en la función pública. Lo que se busca es que se sepa la verdad", dijo Peña.

Las tarifas, el gran tema

En el marco de los reclamos del sector vitivinícola, uno de los temas recurrentes fue el aumento de la tarifa eléctrica. En ese sentido, el ministro Francisco Cabrera dijo que quieren ayudar al sector para abaratar los costos de la electricidad. Una de las medidas que buscarán ejecutar es la reconversión, para sumar las energías renovables al sistema de abastecimiento. "Queremos trabajar con el sector productivo para bajar los costos de la energía eléctrica. Queremos trabajar para cambiar el sistema de riego", dijo Cabrera.

El gobernador Alfredo Cornejo ahondó en el tema y lo hizo desde lo político. Cornejo cuestionó el "discurso populista" donde, según él, se decía que la energía era gratis. "Ni en Cuba se meten con la energía. La energía es más sagrada que la religión. Y acá se hizo la idea de que no había que pagar", cuestionó Cornejo, quien también apuntó a la necesidad de reconvertir el sistema eléctrico para sumar energías alternativas.

Una buena señal que dio el ministro Cabrera fue la idea de apoyar la iniciativa para usar el mosto como endulzante. "Hay una guerra mundial respecto a los contenidos de azúcar. El mosto tiene ventajas por cuestiones de salubridad. Cuando hablamos de alimentación saludable nos referimos a esto", dijo Cabrera. 

Opiniones (1)
20 de junio de 2018 | 20:47
2
ERROR
20 de junio de 2018 | 20:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. 21 millones de Argentinos (jubilados,empleados estatales,y otros) cobran su salario o haberes del Estado; yo como exprimido contribuyente estoy ano-nadado. No alcanza para todos los reclamos Imaginemos Argentina con inflación 0, sin paritarias, diminutos sindicalistas, precios internos accesibles y externos competitivos, sin re-re-re-ajustes, sin paros, ni piquetes ni cortes.Estaríamos más tranquilos y hasta quizás escucharíamos risas. Las enfermedades "terminales" con acertados diagnósticos se ataca de lleno, de una vez, de raíz La sueca H&M con sólo 170.000 empleados facturó 232 mil millones de dólares(el doble del presupuesto nacional para 2018) con ganancia neta de 16 mil millones, están en auto-crítica porque no les conforman los resultados (es la 2° en el rubro, n°1 es la española Zara) Eliminemos la fruta podrida, el resto es trabajo, tiempo y esfuerzo. El mago de turno , por hermosa que tenga su varita, no cambiará la idiosincrasia del Argentino, es lo que hay.
    1