¿De qué se trata la dieta de la felicidad?

Existe una relación directa entre la comida y nuestro estado de ánimo. ¿Cuáles son las claves para llevar una alimentación saludable que repercuta en nuestro bienestar integral?

Comer bien trasciende la cuestión estética y cada vez existe un mayor consenso en torno a la importancia de llevar una alimentación saludable. En cambio, una dieta desequilibrada no sólo genera repercusiones a nivel físico, sino que también puede producir carencias específicas de vitaminas o minerales que se manifiestan mediante síntomas o sensaciones como apatía, desgano, irritabilidad, nerviosismo, cansancio y falta de atención.

La Lic. Liliana Grimberg, Nutricionista Dietista y Coordinadora del área de Nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, destaca que la base de la Dieta de la Felicidad es incluir alimentos que contribuyan a la producción de endorfinas y serotonina, a través de productos provenientes de la naturaleza con el menor procesamiento posible.

En este sentido, para lograr un resultado favorable en el plano emocional, se debe incrementar la ingesta de los siguientes alimentos: pescado azul (atún, salmón, caballa, sardinas y anchoas), vegetales, frutas, carnes y huevos; y cereales integrales, avena y lácteos.

Como contrapartida, la Lic. Grimberg recomienda evitar las harinas refinadas, porque ocasionan aumentos bruscos de serotonina seguidos de bajones inmediatos y esto se traduce en el organismo como alteraciones del ánimo y nerviosismo. Por el contrario, consumir hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales o banana, favorece la producción y sostenimiento de los niveles de serotonina.

"La tendencia es elegir alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que el cuerpo no fabrica por sí mismo, por lo cual hay que ingerirlo, ya que ayuda a generar la serotonina. Paralelamente, es importante el consumo de minerales e hidratos de carbono de bajo índice glucémico", detalla la Lic. Grimberg.

En este grupo se encuentran el pollo, pavo, quesos, pescados, huevos, tofu (queso de soya), semillas de sésamo, zapallo, almendras, maní, cereales integrales, legumbres, ají, espinaca, leche y soja. Por su lado, entre los alimentos ricos en magnesio se destacan la banana (contiene una cantidad extra de triptófano que ayuda a sintetizar serotonina y potencia la sensación de bienestar), nueces, legumbres, verduras y germen de trigo. Asimismo, hay otros productos que causan sensación placentera como el chocolate negro, que proporciona teobromina, una sustancia que activa los neurotrasmisores relacionados con el placer. Todos estos alimentos son considerados Antidepresivos Naturales, dado que promueven el aumento de la serotonina.

Finalmente, el Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna comparte un ejemplo de cómo incorporar productos que aporten a nuestra felicidad, resaltando que para lograr una mayor efectividad, el menú debe ser personalizado:

  • Desayunos y Meriendas

- Infusión con leche descremada.

- Yogurt descremado ó banana ó manzana ó 3 fetas de queso.

  • Almuerzos y Cenas

Una porción de pescado azul ó pollo sin piel ó pavo grille ó al horno, con espinacas gratinadas ó ensalada de hojas verdes con un huevo duro, ó ensalada con arroz integral ó legumbres, zanahoria rallada, tomate y pimiento verde condimentados con una cucharita de aceite de oliva y limón.

  • Postre

Una manzana o cítrico.

Opiniones (4)
19 de julio de 2018 | 19:12
5
ERROR
19 de julio de 2018 | 19:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Realmente eres un enfermo.
    4
  2. ¿Este insultador, agresivo y hasta discriminador por qué no es censurado? ¿Por qué lo dejan insultar a los que opinamos? ¿No hay derecho de opinión sin ser agredido? Ni siquiera opina de la información del que escribe el texto, sino que agrede a los demás, ¿Quién le da el derecho si no ustedes que le publican puros insultos? ¿Qué pasa MDZ?
    3
  3. Desafortunadamente, tenemos otro diarreico multiopinístico dueño de verdades absolutas... ¡Queloparió, Mendieta!
    2
  4. La felicidad no está en tener la panza feliz, sino en viajar, leer, producir y que a uno lo satisfaga el producto terminado.
    1