Tanti un escape lleno de naturaleza

A 51 kilómetros de Córdoba capital, un lugar para disfrutar de las sierras y los ríos. Mirá que se puede visitar.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Tanti, antiguamente llamada por los indios comechingones como "Solar de Piedra", ofrece numerosos atractivos. Desde los encantos en el centro mismo del pueblo, hasta los relieves y afluentes serranos de sus alrededores. Tanti es un destino encantador. Las verdes sierras y los ríos invitan a sumergirse en la paz de la naturaleza.

A unas cuadras de la plaza principal del pueblo está el balneario del Diquecito. Es una especie de piletón en el que los visitantes nadan o se echan al sol. Fueron los mismos pobladores de Tanti los que con el paso del tiempo construyeron a la vera del arroyo numerosos balnearios y piletas naturales, para la disfrute de los mismo habitantes y de los turistas.

Entre árboles tupidos la escenografía impacta. Al avanzar aparece la Cascada de Los Chorrillos, otro de los atractivos naturales de Tanti. Hay playas de arena, reparos y lugares para sumergirse de cuerpo entero. Entre la montaña, al levantar la vista, el chorro de agua cae impune y la cascada se roba la atención. Si hay estado físico, se puede bordear el camino hasta llegar a la cima. Arriba surgen otras ollas ideales para refrescarse.

La vista panorámica desde lo alto no tiene desperdicio. Dejar que la correntada haga de hidromasaje sobre la espalda es un placer de la naturaleza. Se puede explorar los senderos y llegar a un paraje maravilloso.

A un kilómetro del Diquecito, la Cueva de los Helechos es una opción recomendada. Los hay de todos los tamaños y dejan sus marcas de humedad en las piedras. Mientras uno avanza por el curso del agua hacia piletas naturales y saltos, va ganando en serenidad. El recorrido puede hacerse a pie, cabalgatas, mountain bike o camionetas 4x4 aunque el último tramo hay que caminarlo obligadamente.

En el corazón del pueblo se alza imponente la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, construida en el año 1880 sobre sólidas paredes de adobe, constituyendo una de las reliquias edilicias más importantes de la población. Las ruinas coloniales de la zona también componen un paisaje de casonas y estancias que remontan su fundación a 150 años en el tiempo.

Camino al Balneario, resulta imposible no detenerse a sacarle una foto. A lo lejos, en colores vivos, la biblioteca Rosa Areal de Molina es un semillero de cultura e inclusión. Tanti es diversidad pura, hay una reserva naturista llamada Yatan Rumi, también un museo de minerales en el barrio Villa de Muñoz, otro pasatiempo de los más elegidos por los visitantes.

Tanti es el bálsamo buscado por todos los que huyen de las ciudades y el ruido. 

Opiniones (1)
22 de julio de 2018 | 11:59
2
ERROR
22 de julio de 2018 | 11:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El lugar es maravilloso. El problema, es la distancia a recorrer para llegar y la calidad de la ruta. Si estás dispuesto a conocer, vale la pena, pero cuidado con la ruta. Es la que se usa a veces para los Rally, así es que imagínate lo que es. Desde Mendoza se puede ir por la ruta Nº20 hasta Chepes RP Nº141 y sigues hacia el este directo, no doblas ni a Milagro, ni a Ulapes, y luego derecho por la RPNº28 y se disfruta el paisaje desde mucho antes. Si no quieres por ese camino de montaña hay tres opciones más con asfalto en todo el recorrido, pero de el doble de recorrido. Todo el paisaje, es bellísimo.
    1