Tiene 25 años y lleva 14 meses recorriendo Sudamérica

Rindió su última materia de la licenciatura en Administración y se fue. Hace un año y medio que salió de su casa y ha conocido cinco países: Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Ella es Daniela Marlia, tiene 25 años y miles de historias para contar.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

¿Cómo fue que decidiste salir de tu casa, tomarte un avión y viajar sin boleto de vuelta?

Decidí viajar porque me vi atrapada en un sistema impuesto por la sociedad. Me vi dormida y necesitaba despertar. Buscaba elegir lo que quería por mi misma y no por lo que estaba correcto socialmente y ser verdaderamente consciente de mis relaciones humanas, de mi misma, de mi entorno y hasta de mi alimentación y para eso necesitaba alejarme un poco, abrir y mente y ver otro modos de vida, otras culturas, otras formas de ver la realidad más allá de lo que conocía en Mendoza, ya que "No hay perspectiva sin distancia". Otro motivo es porque amo Latinoamérica. Hace ya unos años viajé con una gran amiga por México y Centroamérica y a partir de ese momento se despertaron mis ganas de viajar y conocer el resto del continente. Siento que somos un gran país, "La patria grande", y quería conocer a mis hermanos sudamericanos y sus bellos paisajes.

¿Cuáles fueron las cosas que más te sorprendieron del viaje?

Una de las cosas que me asombró fue la majestuosidad de la naturaleza, su energía arrasadora, la cual debemos aprender a cuidar. La belleza del mar y la fuerza de los ríos, llas cascadas y los caminos por medio de la nada. Lo que me asombró fue conocer personas hermosas y escuchar historias de vida tan distintas a la mía y tan impactantes, que me enriquecieron como persona.

Foto 4

¿Y las experiencias más fascinantes que viviste?

Mmm.. La verdad que experiencias fascinantes he tenido varias, pero entre ellas: viajar sola, viajar con amigas, viajar con mi hermana, acampar en una playa desierta que solo se podía acceder por un morro, nadar con tortugas, tener como patio un mar lleno de delfines, viajar durante 8 días por el río Amazonas y ver delfines rosados, compartir una semana con una comunidad indígenas en la selva amazónica, visitar la zona arqueológica en una caminata que duró 5 días , conocer el Machu Pichu con mi familia (quienes vinieron a visitarme), viajar usando couchsurfing y conocer gente generosa y dispuesta a ayudar de manera gratuita a los viajeros, pero principalmente lo más fascinante fue expandir y diversificar mis formas de amar, aprender de cada situación vivida y ser cada día mejor.

Foto 5

¿Cómo sustentaste tu viaje?

Si bien estuve trabajando en Mendoza y ahorrando por un tiempo, no salí con mucho dinero. En el viaje conocí muchas personas con diferentes formas de viajar: haciendo música, vendiendo comida, artesanías, trabajando virtualmente, haciendo diseños o malabares. Yo trabajé mucho en hostels como voluntaria, intercambiando trabajo por alojamiento y desayuno y a veces me quedaba un tiempo en algún lugar que me gustara mucho y trabajaba de moza, aunque no tenía experiencia previa en el rubro me contrataron de varios lugares. Hay muchas formas de viajar y no es tan dificil como parece, solo una cuestion de valentía.

Foto2

¿Cuáles son las cosas que más has extrañado?

Si bien soy una persona que está aprendiendo el arte del desapego, muchas veces extraño el amor de familia y a las viejas amistades, la comodidad y la rutina, ya que es dificil acostumbrarse a nuevas amistades, nuevos lugares, nuevos trabajos para que dentro de poco tiempo tenga que acostumbrarme y seguir viaje. Extraño también mi montaña, mi bicicleta y mi hermoso país, pero yo se que todo eso va a estar esperandome cuando decida regresar

¿Dónde estás actualmente?

Actualmente estoy en Bolivia con mi hermana, conociendo este hermoso país que es tan diferentemente contradictorio al nuestro, siendo que compartimos fronteras. No tengo planes fijos pero tengo la idea de regresar a casa en un tiempo. Es hermoso viajar pero también es hermoso regresar.

Foto 6

¿Cuál es tu lema de vida?

"Simpleza de corazón y aprendizaje continuo" son los estandartes que llevo tatuados en mi piel desde mi viaje a México y que me acompañan desde entonces. Los viajes son una forma de salir de la zona de confort para ver qué hay más allá. Vivenciar la diversidad de sabores, creencias y experiencias, ya que es allí donde encuentro el crecimiento personal. El amor, la gratitud, el respeto y la solidaridad son los valores que intento llevar a cada lado que voy y en cada situación.

Si tendrías que brindarle un consejo a todas aquellas personas que sueñan con viajar ¿Qué les dirías?

Que confíen en la vida, en ustedes mismos y se animen. El miedo siempre está, pero no debemos permitir que nos domine. Deben buscar la forma que más se adecúe a su personalidad y objetivos y salgan al mundo, que es maravilloso y alucinante. Los viajes no son solo externos, sino también internos, porque de nada sirve viajar sin evolucionar internamente. El dinero se recupera, pero el tiempo nunca vuelve. Somos lo que vivimos y no lo que poseemos. 

Si estás pensando en emprender viaje, Dani puede ayudarte a decidir dónde y cuándo viajar. Su Facebook es Dani Marlia

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 04:34
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 04:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"