Iba a morir, se gastó todo y luego sucedió algo inesperado

Ella liquidó todos los ahorros de su vida en cosas innecesarias y su marido dejó su trabajo para cuidarla hasta el última día, sin embargo... 

¿Se imagina que un doctor calcula por error que le quedan entre cinco y siete años de vida? Eso le sucedió a Jackie Dibb hace dos años en un hospital de Yorkshire (Reino Unido). Cuando tenía 60 años, a esa mujer le diagnosticaron una enfermedad neurodegenerativa, así que decidió emplear sus ahorros en disfrutar de sus últimos días, informa el periódico Daily Mail.

"Gastamos montones de dinero" de un fondo de pensiones con alrededor de 10.000 libras esterlinas -alrededor de 14.000 dólares- "comprando cosas innecesarias", desde reformar la casa hasta unas vacaciones familiares a Turquía, detalla su esposo.

Posteriormente, el centro sanitario donde atendieron a Jackie Dibb les envió una carta en la que explicó que la sexagenaria no tenía ninguna enfermedad, sino que sus molestias físicas -que incluían perdida de memoria, dolores de cabeza y fatiga- eran fruto de que padecía depresión y ansiedad.

Hoy en día, el matrimonio atraviesa una crisis económica, ya que Robert Dibb abandonó su trabajo para cuidar de su cónyuge a tiempo completo. A pesar de todo, la pareja no realizará ninguna demanda puesto que estima que "han sido muy buenos" con ellos a lo largo de estos años.

RT

Opiniones (2)
22 de julio de 2018 | 20:25
3
ERROR
22 de julio de 2018 | 20:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Boludos !!!!!!!!!!!!
    2
  2. QUE TIERNO.....
    1