Rozín se quebró en vivo en una emotiva entrevista con Serrat

El conductor se quebró en varios pasajes de la nota, pero sobre todo al presentar al cantautor catalán en un programa que llegó al corazón y explotó en rating.

Una entrevista muy especial fue para Gerardo Rozín su charla con Joan Manuel Serrat, al punto que durante varios momentos de La peña de Morfi (domingos a las 11, por Telefe) la emoción lo venció y quebró en lágrimas, que no trató de ocultar.

Fue un programa de Morfi dedicado casi exclusivamente al cantautor catalán, que se hizo presente en la última hora del ciclo.

Pero Rozín hizo una larga previa que contó con los mensajes del público y sus compañeros explicando lo que Serrat significa para ellos, bajo el hashtag #SerratParaMí, que fue tendencia en Twitter por largas horas.

"Es muy difícil encontrar a un argentino al que no lo atraviesa por sí mismo o por algún pariente la música de Serrat", lanzó Rozín, con la voz entrecortada, una constante durante todo el mediodía.

Y ahí apareció Jésica Cirio también emocionada, para comprobar su máxima: "En mi caso, a Martín (Insaurralde) lo acompañó durante toda su vida. Pero el momento más fuerte fue durante su enfermedad. Martín tuvo cáncer y en esos años lo acompañó. Y cuando él se curó lo fue a ver y pudo hablar con él. Y cada vez que hablamos en casa de Serrat es lágrimas en los ojos".

Enseguida, la producción colocó en pantalla una foto del catalán junto a Roberto Fontanarrosa y el conductor no aguantó y llegaron las lágrimas, otra vez.

"Lloramos con Rozín", publicó en ese momento Sebastián Wainraich vía Twitter, atento como tantos otros al programa que logró picos de 8.5 puntos de rating.

La previa también incluyó la interpretación de varios temas clásicos del Nano por la pianista rosarina Sandra Corizzo y el dúo de guitarristas Marcelo y Hugo Dellamea.

Rozín recordó fragmentos de la nota de Serrat en 1984 con Juan Carlos Mareco y prometió: "El mejor reportaje es éste. Yo voy a tratar de hacer el segundo mejor, porque el uno fue el que vi de chico y me hizo hacer este tipo de programas".

Finalmente llegó el momento más esperado para el conductor, que en la previa se había propuesto presentar "a Serrat sin llorar". Algo que no logró.

"Mi mamá era muy fanática. ¡Muy! Creo que de lo único que fue fanática. Y me llevó a los 13 años a ver a Serrat a la cancha de Central cuando volvió la democracia. Desde ese momento hasta acá descubrí que cambió mi mundo, porque así conocí la poesía española antifranquista, porque así me enamoré de las canciones, porque así me pasé tarde cantando arriba de los cassettes. Ahí aprendí muchas cosas", arrancó, ya con la voz quebrada.

Y siguió: "Desde que me llevó mi vieja hasta acá me acompañó toda la vida, igual que a todos los que están ahí. Y como si fuera poco estuve ahí cuando Serrat fue a El Cairo. ¡Qué boludo que no salí en la foto!".

"En lo personal Serrat es mi vieja, es Fontanarrosa, un tipo que a mí me salvó la vida. Digo salvar la vida porque me consiguió el primer laburo en blanco. Y para mí es un honor presentar al que siempre con poesía, con ternura, estuvo del lado correcto.A favor de la democracia, a favor de los rotos, sino miralo cantar Benito, a favor de la igualdad, siempre a favor de no perder el optimismo. ¿Eso lo habrá heredado de su vieja, de su papá? Se lo voy a preguntar. ¡Joan Manuel Serrat!".

Luego siguió la charla mano a mano, que giró por la composición de Mediterraneo (álbum que Serrat regresará para cantar de punta a punta el 19 y 20 octubre en el Gran Rex), su peor presentación en vivo, su opinión sobre la independencia de Cataluña y su fascinación por Messi.

Al mensaje de Wainraich se sumaron también Luis Novaresio y Nicolás Vázquez para felicitar al conductor por el programa y expresar su admiración por el español.

"Serrat para mí es mi niñez, mi adolescencia y hoy. Será la unión musical más fuerte con mi mamá, siempre. ¡Admirarlo mucho! Maravilloso programa, Rozín", publicó Vázquez en Twitter el actor.

Y el periodista también se expresó: "Chapeau para el amigo @gerardorozin por Serrat y por todo pero especialmente por la enorme Sandra Corizzo".

Sin dudas, fue un programa de Morfi que impactó de lleno en el conductor, que lo preparó como uno de los más importantes de su carrera.

Pero lo más importante es que logró que la emoción que él sentía traspase la pantalla y puso la mesa y dejó todo servido para que muchos se emocionaran pensando lo que para cada uno representa Serrat.

Fuente: Clarín 

Opiniones (5)
26 de abril de 2018 | 19:11
6
ERROR
26 de abril de 2018 | 19:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que generosa que es la vida en darle la posibilidad a rozin de entrevistar al nano serrat, por momentos me dio vergüenza ajena......patetico
    5
  2. Este gordo Rosin y el Guido Kaka no hacen uno solo.....
    4
  3. Es tan mal conductor y productor que se podría dedical alas tablas.....gordo morboso!!!
    3
  4. Un periodista que hace de la pregunta una descripción de su vanidad, y que ademas interrumpe como si fuera el a quien el publico desea escuchar, para mi no es periodista. Ademas Serrat lo tuvo que aquietar varias veces porque quería hablar el sin dejarlo terminar de contar la anécdota. Serrat un genio,
    2
  5. Un conductor debe ser objetivo. La emoción no se transmite y menos en un medio masivo. Mal Rozín. Dedicate al teatro. Pelotudo.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec