Violencia social tras el crimen de una niña en Buenos Aires

Camila Borda, de 11 años, fue asesinada a manos de un cuidador en la ciudad bonaerense de Junín, donde vecinos ocasionaron daños durante una protesta por el homicidio.

El asesinato de una niña de 11 años, identificada como Camila Borda, generó una ola de dolor y repudio en la ciudad bonaerense de Junín, donde centenares de personas marcharon para pedir justicia y protestar por el homicidio, por el que un vecino de la víctima fue detenido.

La joven había desaparecido durante el mediodía de hoy y su cuerpo fue encontrado horas después, cuando otros menores del barrio Rojas de Junín ingresaron a la casa del acusado al divisar la bicicleta de la víctima, que estaba siendo intensamente buscada.

Según los investigadores, la niña había salido a comprar en bicicleta pero no volvió a su casa, por lo que su mamá presentó una denuncia en la comisaría local. Cuando la mujer y los efectivos salieron en su búsqueda, otros vecinos señalaron que habían visto a Camila entrar a una casa-quinta al ser llamada por un hombre que estaba cuidando la propiedad.

En la planta alta del inmueble, los uniformados hallaron el cuerpo de la niña, atado y amordazado, y con signos de haber sido estrangulado con una soga o cordón.

Vecinos intentaron atacar al acusado cuando policías lo detuvieron y los agentes de seguridad debieron usar cartuchos de estruendos para dispersarlos, según reportes de medios locales.

El fiscal del caso, Sergio Terrón, dijo al canal de noticias TN que el caso "está esclarecido" con la detención del imputado por el delito de homicidio agravado, en cuya casa se encontró, además del cuerpo sin vida, la bicicleta de la víctima.

Cerrón informó que, debido a la tensión reinante, agentes de seguridad custodiaban la plaza central y edificios públicos de la ciudad del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 06:32
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 06:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"