Para senador de Cambiemos, la Iglesia es "central" en el debate sobre aborto

El titular del interbloque oficialista en la Cámara alta, Luis Naidenoff, consideró que el organismo religioso católico es "un punto de inflexión muy fuerte" en la discusión sobre la interrupción del embarazo.

El senador nacional por Formosa y presidente del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, sostuvo que la "Iglesia es un actor central" a la hora de dar el debate sobre la despenalización del aborto, y negó que el gobierno pretenda instalar el tema para "tapar otras cosas", tal como sostienen sectores de la oposición.

"La Iglesia es un actor central en este tema y es un punto de inflexión muy fuerte que tomo positivo, independientemente del resultado final," sostuvo el presidente del interbloque Cambiemos en declaraciones a una radio porteña citada por la agencia Télam.

Las declaraciones de Naidenoff se produjeron un día después de que el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, criticara duramente al presidente Mauricio Macri por habilitar el debate sobre la despenalización del aborto en el Congreso.

"Es un debate saludable y no estoy de acuerdo con la idea de que uno pretende instalar en la agenda parlamentaria el debate del aborto para tapar otras cosas", sentenció el senador nacional.

"Es muy interesante la propia posición de la Iglesia en este tema. La apertura a debatir lo marca la propia Iglesia cuando está a favor de la discusión, pero con un debate amplio. La Iglesia es un actor central en este tema y es un punto de inflexión muy fuerte que tomo positivo, independientemente del resultado final", remarcó Naidenoff.

El presidente del interbloque Cambiemos en la cámara alta pidió además dar un debate sobre el tema pero "sin hipocresías", en el que deberían "conjugarse los criterios que hoy tenemos en las normas".

"Tenes un código que dice que se es persona desde el momento de la concepción; cuando hay decisiones de este tipo, que se toman unilateralmente, afectas a la otra persona que está reconocida por el propio código. Hay una confusión en este tema cuando se habla de libertad en el cuerpo, pero yo no sé si la otra persona tiene consentimiento, y es otro valor en juego", explicó el senador.

Naidenoff justificó la necesidad de habilitar un "debate profundo" basándose en datos estadísticos, ya que "hay personas que están en un estado de absoluta vulnerabilidad y otras que cuentan con un poder adquisitivo como para contar con asistencia profesional".


Opiniones (4)
21 de mayo de 2018 | 08:52
5
ERROR
21 de mayo de 2018 | 08:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La Iglesia tiene el deber de dar su opinión y de defender a los más indefensos, en este caso, a los niños por nacer. Nos guste o no, más allá de una "opinión religiosa", la vida comienza en la concepción y abortar significa terminar con la vida de un ser indefenso e inocente! apoyemos a las mujeres en el camino del embarazo, asistamoslas durante el parto y luego de tener a su hijo, no le demos herramientas para que se convierta en asesina de su propio hijo! si permitimos eso, qué nos impedirá matarnos unos a otros?
    4
  2. Leandro,muy acertada tu opiniòn,la comparto totalmente-
    3
  3. Mientras en el mundo desarrollado (Uruguay sin ir más lejos) esta discusión está más que superada, acá seguimos en el siglo XIX. Que tendrá que ver la iglesia..
    2
  4. La Iglesia es un actor central cuando la discusión se circunscribe a temas religiosos relacionados al catolicismo. El Estado Argentino es laico. La Iglesia Católica puede (si quiere) dar su punto de vista, y debería tener la misma importancia que la de los evangelistas, judíos, musulmanes y mormones, o cualquier colectivo de personas que quiera emitir su opinión. Pero no debe ser determinante. Hace 133 años, el 8 de julio de 1884, se promulga la ley 1.420 de enseñanza común, obligatoria y gratuita. Que la Iglesia católica se quede en sus claustros y no se entrometa en decisiones de Estado, respetando las leyes, como sí hace el resto de las religiones existentes en la Argentina.
    1