Empresas de electrónica mantuvieron su planta de personal

Contabilizaban a fines del año pasado unos 9.600 empleados, un número similar a 2016, pero distante de los 13.500 que registraban a fines de 2015.

Las empresas de electrónica que operan en Tierra del Fuego contabilizaban a fines del año pasado unos 9.600 empleados, un número similar a 2016, pero distante de los 13.500 que registraban a fines de 2015, informaron hoy fuentes del sector.

"La industria se redimensionó", afirmó el titular de la Asociación de Fabricas Argentinas de Terminales Electrónicas (Afarte), Federico Hellemeyer, para quien en el sector impactó "el cambio de hábitos de consumo de la gente".

"Cerramos el 2017 con 9.600 empleados, en línea con el 2016 y menos de los 13.500 que tuvimos en el 2015. No prevemos volver a superar los 10.000 empleos en las plantas de la isla en un futuro próximo", señaló el empresario en una entrevista con Télam.

Uno de los cambios evidentes de esta industria es que "se perdieron algunas líneas, como las informáticas, y menguó mucho la fabricación de audio, esencialmente por el cambio en los hábitos de consumo de la gente", apuntó.

La facturación de las firmas afiliadas a Afarte alcanzó el año pasado a unos US$3.300 millones frente a los casi US$ 3.500 millones de 2016.

Hellemeyer explicó que en las tres grandes líneas -smartphones, televisores y aires acondicionados- "hubo un poco más de volumen con precios más baratos en dólares".

Las estimaciones para este año estarán definidas en marzo, pero el dirigente adelantó que "las producciones estarán en el mismo nivel" que en 2017.

El segmento de smartphones cerró el año pasado con 10.650.000 unidades, contra los 9 millones de 2016.

"Evidentemente hubo un mercado más demandante", indicó Hellemeyer, en referencia a una aceleración en el recambio de equipos.

También impactó la "tendencia a la baja en los precios, que comenzó en abril del año pasado," y la disponibilidad de equipos de "las tres gamas", baja, media y alta.

Coincidió con otros empresarios en indicar que este año la producción total de teléfonos móviles en Tierra del Fuego incluirá el lector de huellas digitales, una función que "era atributo de la gama alta y empieza a aparecer en la gama baja".
Indicó también que la industria del sector calcula que durante 2017 ingresaron al país 3,2 millones de unidades por contrabando, actividad que preocupa porque "sigue en alza".

Respecto de los televisores indicó que 2017 cerró con 3.273.000 unidades, por encima de las 3.174.000 producidas en 2016.

En Tierra del Fuego se producen televisores de entre 24 y 65 pulgadas "con todas las tecnologías y también los curvos", dijo Hellemeyer.

Los años de disputa de campeonatos mundiales de fútbol, la venta de televisores tiene un pico en el primer semestre el año y una caída en el segundo.

"Esto se traduce en que a fin de año vas a tener la misma cantidad de unidades, pero un crecimiento en la facturación porque el consumidor se estira en la calidad del producto", señaló.

El segmento de la industria que cerró en 2017 por debajo del año anterior fue el de los aires acondicionados: la producción en la isla alcanzó los 1.071.000 equipos contra los 1.138.000 de 2016, indicó.

"La línea está golpeada por la maduración del producto, así como por los aumentos de tarifas eléctricas, que constituyen un factor disuasivo de la decisión de compra", explicó Hellemeyer.

Los microondas cerraron el 2017 con 400.000 unidades, en línea con el año anterior, apuntó el directivo de Afarte.

Télam

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 07:28
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 07:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"