Escapada de fin de semana: El valle de la Luna

En la Provincia de San Juan , un extraño paisaje nos invita a asomarnos al pasado, en lo que puede haber sido una de las etapas mas interesantes de la historia de la Tierra, el periodo Triásico.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

El lugar conocido como el Valle de la Luna por su aparente similitud con un paisaje de otro planeta, es un área protegida para la preservación y estudio de curiosas formaciones geológicas, fauna, flora y fósiles. No obstante, el sitio puede ser recorrido con la guía de un guardaparque, que lo conducirá a través de los senderos transitables del parque, mostrándole las diferentes geoformas, los fósiles y contándole acerca del origen de estas extrañas formaciones.

Ischigualasto es un nombre de origen diaguita (tribus que habitaban originalmente esa región) con el que se bautizó al Parque Provincial que está ubicado a 330 Km. al noroeste de la Ciudad de San Juan , limitando en parte con la provincia de La Rioja. Ocupa 63.000 hectáreas y una extensión de aproximadamente 60 Km. de largo por 15 de ancho. Tiene su continuidad geológica y geográfica en el área de Talampaya , en la Provincia de La Rioja. El núcleo del parque provincial está conformado por 159 Km. cuadrados.

Valle 1

La reserva basa su valor e importancia en el agreste paisaje, en su historia cultural y en su riqueza natural y paleontológica. En este recóndito lugar, los vientos y las lluvias han tallado curiosas formas en las rocas, que los lugareños han bautizado con nombres sugeridos por su imaginación "el hongo" "la esfinge", etc.

Estas formaciones son fruto de largos años de desgaste eólico y fluvial se erigen y derrumban constantemente, de esa manera varias geoformas, han desaparecido y otras nuevas son descubiertas frecuentemente.

Las barrancas coloradas dominan el paisaje con sus 200 m. de altura y son también producto de la erosión. Su color rojo intenso se debe a la presencia de óxido de hierro, que contrasta con las tonalidades grises, pardas, verdes y ocres del entorno.

La zona representa geológicamente el periodo Triásico, que abarca unos 40 o 45 millones de años, en la que comienzan a evolucionar las primeras formas de reptiles con características de mamíferos (Terápsidos). Los numerosos hallazgos de fósiles de animales y plantas permiten reconstruir en parte la prehistoria de nuestro planeta. Además, en varios lugares de Ischigualasto se han hallado evidencias de la presencia del hombre desde épocas muy antiguas. Hay testimonios tallados en las rocas, de una antigüedad de 1.200 a 1.400 años atrás, hasta el momento de la llegada de los españoles.

Valle

La zona donde está ubicado el Valle de la Luna es completamente agreste y desolada. Esto favorece a mantenerlo es su máximo estado de pureza. La localidad más cercana es San Agustín del Valle Fértil, un pequeño pueblo que es el único oasis verde de los alrededores. Allí hay una hostería con todos los servicios, a orillas de una pequeña laguna y otras cabañas, posadas y albergues de menor categoría

¿Cuál es la mejor época para ir?

La época del año más propicia para visitarlo es de abril a junio y de agosto a noviembre, evitando el intenso calor de los meses del verano cuyano y la temporada invernal de lluvias. 

Opiniones (1)
18 de agosto de 2018 | 19:19
2
ERROR
18 de agosto de 2018 | 19:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No se puede dejar de conocer este lugar, al igual que Talampaya, unos kms. más allá del lado de La Rioja. Digo ir pronto a ambos, porque la gente se roba las piezas de miles de años, con bastante facilidad. Excepto los cerros increíbles, lo demás durará poco tiempo más. Una pena. No son muchos Kms, si cortan por Media Agua, van por Casuarinas... busquen Google maps y es corto por allí. Prevean tanque lleno, porque no hay muchas estaciones de combustible.
    1