Mendocinos por el mundo: La gran luna de miel. Parte III

Seguimos explorando el mundo con esta feliz pareja. No te pierdas su tercer relato!

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

 En la puerta 56 de un aeropuerto, aguardando el embarque del vuelo TR384 con destino a Cebú, analizo los nítidos recuerdos que aún persisten en mi memoria: un barco en la marina y un jardín de orquídeas. Recuerdos cuyos recuerdos serán, con el tiempo, más y más difusos pero cuya esencia persistirá siempre allí, asociada al bien y al amor. Estimo que no soy el único, que hubo otros visitantes y habrá otros viajeros, que guardaron y guardarán, al igual que yo, esos momentos. Distintos es el caso de los residentes que, además de la dicha del contacto diario, ven en las distintas atracciones de su territorio su orgullo y su grandeza, el ascenso meteórico del último decalustro.

17

Singapur, la isla ecuatorial, punto más austral del Asia continental, el oasis de la región y la excepción a su regla: progreso en el trópico. El mundo feliz de George Orwell. El país más pequeño de la zona y también el más caro, donde se erige una ciudad tan chica como inmensa y decenas de rascacielos crecen alrededor de una bahía artificial mientras frondosos jardines ocupan sus terrazas y sus balcones. Arquitectura sustentable en la tierra del Merlion. Cinco millones de almas con variopintos idiomas, etnias, religiones y culturas. Pretendida por muchos, domada por uno solo, el estadista, el líder indiscutido, abogado de raíces chinas que hace más de 50 años le dio la espalda a las mafias para colocar a su país a la cabeza del desarrollo y hacer que nos cuestionemos nuestros más básicos principios democráticos.

IMGP4861

Pero para llegar aquí fue menester cruzar otras fronteras. Entonces, ¿qué ocurrió de un tiempo a esta parte? Podría decirse que bastante. Visitamos la isla de Bali, principal destino turístico de Indonesia, y a bordo de un Scooter exploramos sus caminos, descubrimos su cultura y nos maravillamos con sus templos, su gastronomía y sus arrozales para luego cruzar el estrecho que la separa de su hermana musulmana, la impoluta Lombok. Territorio todavía virgen sobre el que se alzan volcanes, selvas y cascadas que recuerdan a viajeros veteranos un pasado que no fue mejor.

IMGP5011

Pero eso no fue todo. Tras dos semanas en las islas mellizas, emprendimos una aventura mayor y nos dirigimos hacia Java, la isla más poblada del globo. Allí, lo que solo conocíamos a través de revistas se convirtió en realidad. Una escalera al cielo y un descenso al infierno: dentro del cráter de un volcán se encuentra una mina de azufre. A su lado, yace una laguna ácida que con el correr de las horas muta su color, mientras una llama azul arde en perpetuidad para abastecer a cientos de mineros que recogen el mineral todavía caliente a sabiendas de que será esa misma fuente de pobreza lo terminará con sus vidas antes de los 50. ¿Llegará Nostromo para salvarlos? Difícilmente.

IMGP5146

Terminada la hazaña, nos abrimos camino a través de una extensa red ferroviaria que nos permitió recorrer otras ciudades y aldeas así como también divisar amaneceres desde la cumbre de verdes montañas, descubrir santuarios budistas e hindúes que por sí solos justifican la visita al país y conocer la principal ciudad de éste, Jakarta, otrora Jajakarta, otrora Batavia. Capital de las Indias Orientales Holandesas, metrópolis vibrante que se reinventa cada día y que aún conserva reminiscencias de la colonia, como sus edificios gubernamentales, sus cafés aristócratas y una gran desigualdad.

IMGP5092

¿Qué vendrá? El destino del primer párrafo habla por sí solo. Las Filipinas, cortesía de Felipe II, las otras Indias Orientales, las españolas. Nación gobernada por los ibéricos durante más de 300 años que luego cayó en manos japonesas y norteamericanas. El imperio no solo fue victoriano. Archipiélago en el cinturón de fuego formado por más de 7000 islas, cede de algunas de las playas más bellas que existen y de la misa más grande que la humanidad haya presenciado. Bergoglio en la cruz, Francisco en la palabra, Dios en el laberinto.

IMGP5191

Allí, motos, buses, taxis y ferries nos llevarán a conocer sus blancas arenas, sus iglesias coloniales y alguno de sus más de 170 idiomas, así como también nos permitirán explorar las selvas tropicales que alojan al pequeño Tarsier, los mares que sirven de hogar para el tiburón ballena y las plantaciones de uno de los productos más codiciados de la república, su café, para luego volar al océano Índico sí, donde nos aguardan dos países y otras islas sí, primero fue su idea sí, y surgió una oportunidad sí, y ya llegaría marzo sí, y dije sí quiero sí.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 12:07
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"