Deportes

Bayern Munich liquidó la llave ante Besiktas

El equipo alemán derrotó de local 5 a 0 al conjunto turco en el partido de ida por los octavos de final de la Champions League y la serie pareciera estar definida.

El Bayern Múnich subrayó sus aspiraciones en la Liga de Campeones y goleó hoy 5-0 al campeón turco Besiktas en el partido de ida de los octavos de final del máximo torneo del fútbol europeo.

Los artífices de la cómoda victoria en el Allianz Arena fueron Thomas Müller, el polaco Robert Lewandowski, con sendos dobletes, y el francés Kingsley Coman.

El equilibrio inicial del encuentro se quebró muy temprano, en el minuto 16, cuando el croata Domagoj Vida se sacrificó en aras del campeón turco.

El capitán Atiba Hutchinson cedió una devolución demasiado corta, Lewandowski, el goleador del Bayern, se aprovechó encarando el arco rival y a Vida no le quedó otra alternativa que cometer una falta que le costó la prematura expulsión por tarjeta roja directa.

Quedarse con diez hombres y sin un vital guerrero defensivo obligó al Besiktas a replegarse y concentrar sus fuerzas en armar un dique de contención. No le sirvió mucho porque el Bayern aprovechó la flaqueza rival y pasó a dominar el terreno.

Con la hidalguía del que sabe que va a perder pero que no se abandona, Besiktas, en su primer encuentro de octavos de final del torneo, sacó uñas y dientes con la experiencia del portugués Pepe y el chileno Gary Medel en la línea de fondo, confiando en un fortuito contragolpe y en la velocidad de los brasileños Vagner Love y Talisca.

Sin embargo, el dominio del campeón alemán, con el chileno Arturo Vidal cada vez más ofensivo, se hizo abrumador. Y a los 43' se produjo lo inevitable. Müller aprovechó una situación turbia en el área chica de la portería defendida por el el español Fabricio y de puntín abrió el marcador.

Inmediatamente después, el colombiano James Rodríguez tuvo que dejar el campo de juego lesionado en la pantorilla e ingresó el veterano Arjen Robben.

Sabiendo que en el partido de vuelta en Estambul no será un paseo, Bayern siguió presionando en la segunda parte y la recompensa llegó a los 52', cuando Coman conectó con un disparo rasante una asistencia de Lewandowski y el Besiktas se desmoronó.

Müller aumentó a los 66' y sacó más ventaja a los 78', cuando llegó la hora estelar de Lewandoski, que aprovechó un flojo despeje de Fabricio. Completó su doblete a los 88', fusilando a Fabricio desde cinco metros. El partido de vuelta se juega el 14 de marzo y el Bayern tiene todos los boletos para estar en cuartos de final.

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 03:50
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 03:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"