La enterraron viva, pidió auxilio pero fue tarde

La historia conmueve a Brasil. Al exhumar el cuerpo encontraron arañazos y sangre en su ataúd.

El caso de una mujer que murió en su cajón días después de haber sido enterrada viva conmueve a Brasil.

El dramático hecho ocurrió en la localidad de Barreiras y la protagonista fue Rosangela Almeida Dos Santos, a quien un error de diagnóstico médico la condenó al peor final.

La mujer sufrió dos paros cardíacos y los doctores firmaron su certificado de defunción por "shock séptico".

Rosangela almeida

Al parecer, Dos Santos sufría desmayos desde que tenía 7 años y consumía medicamentos para evitar convulsiones. La mujer estuvo internada en el Hospital Do Oeste en Barreiras durante una semana, en la que tuvo dos ataques al corazón y finalmente creyeron que había muerto el 29 de enero.

Al día siguiente la enterraron en el cementerio municipal de su ciudad, Riachao das Neves. Según los medios locales, testigos aseguraron que desde su tumba se escuchaban gritos. Luego de once días su familia llevó a cabo una exhumación y comprobó que el interior del ataúd tenía arañazos y restos de sangre

Rosangela almeida 2

La tumba en la que sepultaron a Rosangela.

La madre de Rosangela, Germana de Almeida, contó: "Ella trató de abrir la tapa, incluso se notaba que había intentado clavar las uñas. Sus manos estaban heridas como si hubiera estado tratando de salir, y sus pies todavía estaban calientes", indicó. Las lesiones que presentaba el cuerpo fueron posteriores a la muerte.

La mujer contó, además, que al abrir el ataúd el cadáver aún estaba tibio. Por otro lado, la Justicia le inició una causa a la familia de la fallecida por haber realizado la exhumación sin un permiso legal.

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 13:27
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"