Aprueban leyes para agilizar allanamientos y crear un registro de armas

El Senado dio ayer la media sanción que le faltaba a los dos proyectos, por lo que ahora sólo resta que las promulgue el Ejecutivo para que sean ley.
En la primera de las leyes, se establecen una serie de pasos a seguir y modificaciones para que los procesos de allanamientos se resuelvan más ágilmente. En tanto, la segunda ley contempla que se cree un registro de armas y municiones secuestrados en procedimientos, y que luego sean quemadas.

Durante la sesión de ayer, el Senado convirtió en ley dos proyectos referidos al tema de inseguridad. En primero de ellos tiene como objeto agilizar los procesos de allanamientos, mientras consiste en una adhesión a la ley nacional del Registro Nacional de Armas de Fuego y materiales controlados, secuestrados o incautados en el ámbito del Ministerio de Defensa, que establece la obligatoriedad de asentar los datos correspondientes a las armas de fuego, municiones y demás materiales controlados y explosivos que fueran incautadas o secuestradas en delitos. Además, plantea que esas armas sean destruidas luego.

Los proyectos se encontraban contemplados en el acuerdo que firmaron las víctimas de delitos y los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y que son de autoría del presidente del bloque de diputados de la Concertación Ciudadana , Luis Petri.

En detalle.
Para la elaboración de la iniciativa de los allanamientos  colaboró el presidente del Consejo Provincial de Seguridad Pública, Roberto Godoy Lemos, y también participaron los fiscales de Delitos Complejos, Luis Correa Llano y Eduardo Martearena.

Solo basta que el gobernador Julio Cobos promulgue la ley, que plantea, entre otras cosas, la fijación del plazo de una hora para que el juez dicte el decreto que ordene el allanamiento, con posibilidades que se pueda prorrogar por dos horas, únicamente con causas justificadas.

Además, da el visto bueno a la utilización de medios electrónicos para solicitar, dictar y comunicar el decreto que ordene el allanamiento, ya sea a través de la firma digital o la comunicación vía fax.

Asimismo, en casos donde se trate de delitos graves y la situación revista urgencia, la solicitud de orden efectuada por el fiscal podrá ser por vía telefónica. Otro de los aspectos que permitirá agilizar el proceso será la posibilidad de que el pedido de allanamiento al juez pueda ser solicitado por el fiscal o funcionario judicial que se designe, como puede ser el ayudante fiscal.

En caso de tratarse de causas complejas, el juez tendrá la posibilidad de diferir los fundamentos del decreto que ordene el allanamiento hasta 24 horas.

Por otro lado, con la nueva ley, se incorpora una nueva causal, además de las cuatro que están en el Código Procesal Penal, que consiste en la posibilidad de allanamientos sin orden. Esto se podrá poner en marcha en el supuesto de delitos de privación ilegítima de la libertad de una persona. En este caso, es necesaria la presencia del fiscal en el lugar.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 08:20
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 08:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"