Patean para adelante la suerte del "Camarón"

José Valerio, uno de los siete magistrados que integra el Tribunal Político, se excusó de participar lo que redundó en una suspensión del debate hasta el 1º de marzo. Fuertes cruces entre el PJ y la UCR.

Por mayoría, los miembros del Jury de Enjuiciamiento, órgano encargado de suspender o destituir a funcionarios judiciales, patearon para adelante la suerte del llamado "Camarón", la Octava Cámara del Crimen cuyos jueces fueron denunciados por revocar las prisiones preventivas de los referentes de la Tupac Amaru, en el marco de la investigación que llevó adelante la fiscal Gabriela Chaves por asociación ilícita.

Esta mañana, el tribunal político, que integran la Corte y legisladores, debía resolver el futuro de los jueces Ramiro Javier Salinas, Alejandro Miguel y Luis Correa Llano. El reclamo para sancionar a los jueces lo hicieron las víctimas del accionar de la Tupac Amaru en Lavalle, quienes denunciaron ser coaccionadas y estafadas por Nélida Rojas, su pareja y varios de sus hijos.

En el arranque de la audiencia, en el cuarto piso del Poder Judicial, uno de los jueces que integra el Jury, José Valerio, pidió excusarse de la misma justificando que también debe atender un recurso de queja que presentó el procurador de la Suprema Corte, Alejandro Gullé, en contra, justamente, de la decisión del "Camarón" de liberar a todos los sospechados de la organización barrial. 

"Valerio dijo que como él integra la Sala Penal que va a resolver la queja que ha planteado el procurador sobre este mismo tema, entonces no puede resolver en el Jury. O está en la Sala Penal o está en el Jury", confirmó el diputado radical Jorge Albarracín, miembro del Jury.

Pese a la contraposición de los legisladores peronistas y a la abstención de los jueces Omar Palermo y Julio Gómez, la excusación de Valerio fue aceptada por mayoría: 12 votos (los 8 legisladores radicales más los cuatro jueces Jorge Nanclares, Alejandro Pérez Hualde, Pedro Llorente y Mario Adaro) contra 6 (todos los legisladores justicialistas).

Proceso dilatado

En ese marco, atendiendo a la falta de un camarista, el Tribunal procedió a votar por la prórroga del debate para buscar un reemplazante. En este caso, la votación por dilatar la discusión fue 11 contra 9. Entre los que apoyaron la moción, estuvieron los legisladores radicales (8) más los magistrados Nanclares, Llorente y Adaro (3) y entre los que rechazaron la prórroga estuvieron los legisladores peronistas (6) más los jueces Pérez Hualde, Palermo y Gómez (3).

El peronismo entiende que, con la excusación de Valerio, el oficialismo está tratando de estirar los tiempos, ya que en principio no tendría los números para avanzar contra el "Camarón". Se presume que al menos cinco magistrados no estarían de acuerdo con desintegrar la Octava Cámara del Crimen, entre ellos se menciona al propio presidente del Tribunal, Nanclares; Adaro, Pérez Hualde, Palermo y Gómez. Si fuera así, el radicalismo estaría en desventaja.

A propósito de esta posibilidad, Albarracín recogió el guante y aseguró: "Quince días no es significativo (a propósito de que la audiencia se reanudará el 1 º de marzo próximo). A nosotros nos parece que el Tribunal tiene que estar bien integrado y punto. Por eso votamos en ese sentido", cerró el diputado oficialista.

Sobre la posibilidad de que en marzo también vuelva a dilatarse el debate por la excusación de nuevos miembros del Jury, podría ser los casos de Palermo y Gómez quienes también integran la Sala Penal y deben resolver el mismo recurso de queja de Gullé, un miembro del Jury que contestó en voz baja, aseguró: "No podría ser eso porque las excusaciones deben hacerse en la primera audiencia prevista".

Para el PJ es una "chicana"

Otro miembro del tribunal político, el senador justicialista Eduardo Bauzá interpretó la jugada de Valerio como una "chicana" y aseguró que la estrategia del oficialismo es "dilatar". "Ya venían con la idea de dilatar al pedir la suspensión de la audiencia en virtud de que estaba el recurso de queja de Gullé; sin embargo, nosotros no resolvemos eso sino el supuesto mal desempeño de los camaristas en el caso particular de la revocación de las prisiones preventivas", puso blanco sobre negro.

En resumen

En septiembre del año pasado, la Octava Cámara del Crimen, integrada por los jueces Ramiro Salinas, Luis Correa Llano y Alejandro Miguel, puso en tela de juicio el accionar de la fiscal Gabriela Chaves y revocó las prisiones preventivas de los referentes de la Tupac Amaru, quienes bajo la investigación de la letrada fueron acusados de desviar fondos públicos de vivienda social para enriquecimiento personal y asociarse de manera ilícita, entre otros delitos. 

Tras este revés, los denunciantes de la Tupac contraatacaron y denunciaron a los magistrados del "Camarón" -como se la conoce a la Octava Cámara del Crimen- ante el Jury de Enjuiciamiento, órgano encargado de suspender o destituir a funcionarios judiciales. 

Hoy se iba a llevar a cabo el primer debate sobre la suerte de Salinas, Correa Llano y Miguel, pero por mayoría la audiencia se pateó para marzo. 

Opiniones (5)
21 de mayo de 2018 | 06:37
6
ERROR
21 de mayo de 2018 | 06:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. macmacmac: si ud. es radical los radicales no necesitan enemigos. Con todo respeto su radicalismo se parece al de Moreau, que creo que de los últimos años debe ser de las pocas decisiones fue EXPULSARLO del partido.
    5
  2. Hay que confiar en el "mini Napoleón"? ya vendrá su Waterloo.
    4
  3. Valerio CAGON CAGON CAGONNNNNNNN!!!!!
    3
  4. La primer opinión es de una persona que no conoce personalmente al chuqui, por eso su asombro en su opinión. De hecho, lo considera radical y no lo es.
    2
  5. Este cornejo es un ser nefasto para la democracia, es un déspota sin límites, si la justicia no dictamina como el necesita expulsa jueces pone los que le convienen a sus oscuros intereses, se lleva por delante las leyes laborales. Realmente como radical no entiendo como personas sin ningún código de ética pudo haberse enquistado en la UCR, y ni hablar de ser partes del desguace del patrimonio nacional en beneficio de un puñado de parásitos millonarios
    1