Truco de un minuto que hará muchísimo mejor tu vida sexual

Leé, es urgente: esta técnica reaviva la llama de la pasión y hace que tanto tu pareja como vos estén muy, muy excitados antes, durante y después del coito.

¿Ya casi no lo haces con tu pareja? ¿Sólo el sábado? ¿Ni en San Valentín? Antes de darte la solución, vamos a ser claros: ¿realmente quieres seguir con él o ella? En caso afirmativo, ¿por qué no lo hacen más? ¿No surge? En caso negativo, ¿por qué no te divorciás o te vas a de casa o te buscás un amante?

Si tus respuestas son que tu pareja te sigue poniendo a arder, que te gustaría hacerlo más y no tener que pasar por el drama de buscarte un amante o por el divorcio, te proponemos un truco de un minuto que funciona casi mejor que el Viagra.

El terapeuta sexual Stephen Snyder defiende en su último truco que calentar a tu pareja en momentos puntuales del día mejora el sexo con ella

Se trata de calentar pero no cocinar. Vamos, lo que hacías de adolescente. Que mucho arrimar, mucho besito, pero nada más. Esta técnica reaviva la llama de la pasión y hace que tanto tu pareja como vos estén superexcitados antes, durante y después del coito. Y que tengas ganas de sexo, vaya. 

Cocinar a fuego lento

El doctor y terapeuta sexual Stephen Snyder ha defendido esta teoría en su último libro 'Love Worth Making: How to Have Ridiculously Great Sex in a Long-Lasting Relationship' (en español: 'El amor vale la pena: cómo tener un sexo ridículamente bueno en una relación duradera').

¿Cómo llevarla a cabo? Pues muy sencillo. Cada día, antes de irte de casa, da unos besos cariñosos o apasionados (ambos valen) a tu amorcín. Besale el cuello, inhala el aroma de su pelo, abrázale... En una palabra: contacto. Sabéis que no va a pasar nada, pero eso lo hace aún más emocionante. Haz esto durante un minuto, más o menos. Luego, mira tu reloj y despídete: "Lo siento, cariño, me tengo que ir a trabajar. (Opcional: "Esta noche te doy lo tuyo)".

Aunque te parezca una chorrada, que es muy probable que así sea, es un truco utilizado en terapias de pareja. Allí lo llaman "cocinar a fuego lento". Esto implica tomarse un momento breve para sentirse emocionado con la pareja, incluso en condiciones en las que no es realmente práctico ir más allá, sin ningún motivo, excepto sentirse bien.

Las parejas felices lo hacen

La mayoría de las parejas, desafortunadamente, sólo se excitan juntas cuando van a tener relaciones sexuales. Como si fuera algún tipo de estado de ánimo infeliz que quisieran evitar.

Pero a las parejas más felices en realidad les gusta sentirse emocionados juntos. No es una experiencia dolorosa. Ellos lo disfrutan completamente, cualquier beso, caricia, tocamiento... incluso cuando el sexo no está en el menú.

Cada día, antes de irte de casa, dale unos besos cariñosos o apasionados a tu amor. Besale el cuello, inhala el aroma de su pelo, abrázale... 

Cocer a fuego lento ayuda a cultivar el tipo correcto de clima erótico en la pareja. En una buena relación, a menudo hay más cocina a fuego lento que sexo. Y a veces es justo esta proporción lo que mantiene a una pareja unida, eróticamente hablando.

Todo lo que necesitas saber es que la excitación sexual no es sólo sexo, sino mucho más.

A partir de ahora, en lugar de despedirte de tu pareja por la mañana con un portazo, ¿por qué no la despides como Dios manda? Mantenéos cerca un poco más de lo normal. Un instante de conexión. ¿La recompensa? Echar el polvo tu vida por la noche.

Encontrar a alguien con quien compartir tu vida es muy bonito, no lo eches a perder por no saber cuidar de tu relación dentro y fuera de la cama. Ya sabes: cocinar, calentar y servir. 

ElConfidencial

Opiniones (1)
17 de julio de 2018 | 02:31
2
ERROR
17 de julio de 2018 | 02:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. bien ahí ....sin duda que suma mucho esto que dicen!!
    1