El raro fetiche de incorporar insectos al sexo

Se llama formicofilia y existe, aunque suene chancho. Además de la solución al hambre mundial, los bichos tienen una función orgásmica.

Fetiche gusanos

 No se trata de tener sexo con insectos, sino hacerlos partícipes del acto sexual. Sería bastante difícil lo primero. Pero esta actividad desconocida por muchos, tiene nombre científico: es la formicofilia.

Consiste en introducirlos como parte del juego erótico. El tema salió a la luz pública cuando un hombre ha escrito a una columna de asuntos amorosos llamada The Stranger diciendo que su amante quería meter bichitos en el acto sexual. Él, diligente, le había ofrecido tener sexo con unas hormiguitas y ponérselas encima mientras hacían el amor. Pero ella le había pedido que, por favor, le metiera unas lombrices o unos gusanos en la vagina. 

Opiniones (1)
21 de agosto de 2018 | 13:25
2
ERROR
21 de agosto de 2018 | 13:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. creo que es algo desagradable a la vista. no me exitaria no creo
    1