Luciana Salazar presentó a su hija en sociedad

En una producción fotográfica junto a su beba habló de su rol de madre, la subrogación de vientre y la posibilidad de criar a su hija sola.

Desde que Matilda llegó a la vida de Luciana Salazar todo parece ser color de rosa, quien ahora, a casi dos meses del nacimiento de la pequeña, compartió su intimidad durante una producción de fotos exclusiva que realizó para la revista Caras.

En ella, además de mostrar su cuarto y el imponente placard de la beba, poblado de marcas como Dolce & Gabbana, Gucci, Burberry y Fendi, la escultural rubia abrió su corazón y se confesó sobre todos los temas.

Luciana Salazar

(Crédito de Foto: Revista Caras)

"Es una beba muy buena, me deja dormir un montón. Tiene su cuna, pero por ahora duerme al lado mío. Hay una conexión única, no paro de decirle te amo, la miro y no puedo creer tenerla, no quiero que crezca más", afirmó la actriz.

"Matilda es nómade, en ambos lados tiene cuna, pero Nordelta es donde pasa más tiempo y tiene su cuarto. Quería que creciera en un lugar con verde y que podamos pasear sin el peligro de la inseguridad", relató Luli.

Luciana salazar

(Crédito de Foto: Revista Caras)

"Todos los que me ven me dicen que parece que ya tuviera hijos y se sorprenden porque no imaginaban que iba a poder desenvolverme tan bien", comentó Luciana, quien dijo sentirse "muy cómoda" en el rol de madre.

"Por ahora me estoy arreglando bastante sola. Tengo a Yami, mi amiga, que me da una mano cuando puede, y mis padres ahora se fueron de vacaciones, así que estamos solas con Matilda. Me cuesta dejarla con una niñera, sólo la puedo dejar con gente muy cercana", se sinceró Salazar.

Luciana salazar

(Crédito de Foto: Revista Caras)

"Las parejas se suelen pelear mucho por la crianza, mi papá me malcriaba y mi mamá me ponía límites. No quiero que sea una nena consentida y caprichosa, si bien es bebita, cuando veo que llora un poquito y no es por hambre o sueño, trato de dejarla un poco y le hablo", respondió cuando le preguntaron cómo se imaginaba criándola sola, sin un padre.

Luciana salazar

(Crédito de Foto: Revista Caras)

Su decisión de subrogar un vientre generó mucha polémica y una infinidad de suposiciones. "Me costó mucho la decisión de subrogar porque no era lo que quería, pero tampoco me puedo mortificar toda mi vida. Ojalá que en algún momento lo pueda hacer, pero Matildavino de esta forma y la estoy disfrutando a más no poder", se sinceró al respecto. 

Luciana Salazar

(Crédito de Foto: Revista Caras)

"Para tomar la decisión necesité apoyo psicológico, fue muy difícil, era ahora o nunca, estaba entre la espada y la pared. No lo quiero recordar porque fue un día horripilante, uno de los peores de mi vida. Había mucha cosa detrás que no puedo contar, pero llegué a la psicóloga llorando", confesó sobre el momento en que tomó una decisión clave en su vida.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 08:09
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 08:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"