Ganó un partido de fútbol, lo prendieron fuego y murió

Rubén Aramayo había participado de un partido barrial en el que se jugaba por dinero. Hasta el momento no hay detenidos por el crimen.

Un hombre murió por las graves quemaduras que sufrió al ser rociado con nafta y prendido fuego luego de haber ganado un partido de fútbol que había ido a jugar por dinero en el barrio Rivadavia de la zona del porteño Bajo Flores.

La víctima, identificada como Rubén Aramayo, de nacionalidad boliviana, murió ayer en el Hospital Piñero de la Capital Federal por las gravísimas quemaduras que presentaba en el torso y la cara y afectaban el 50 por ciento de su cuerpo.

Según explicó el hermano de la víctima a la policía, el hecho ocurrió el sábado en una cancha de fútbol del barrio Rivadavia del Bajo Flores.

Aramayo concurrió a jugar un partido de fútbol por plata en el que integró un equipo conformado por extranjeros, en su mayoría de nacionalidad paraguaya.

De acuerdo a los que pudieron reconstruir los investigadores, el equipo de Aramayo ganó el partido y cuando éste reclamó el pago, terminó agredido, los rociaron con nafta y lo prendieron fuego, lo que ocasionó las lesiones que luego determinaron su deceso.

En el caso interviene la comisaría 36 de la Policía de la Ciudad y la causa quedó en manos del fiscal Marcelo Solimine, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 47, informó la agencia Télam.

El fiscal ordenó tomar una serie de declaraciones testimoniales y pidió la colaboración de la División Brigadas de Prevención Sur de la Policía de la Ciudad para intentar identificar y detener a los autores de este homicidio que hasta esta mañana no tenía detenidos.


Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 21:54
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 21:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"