Deportes

Gremio:de campeón de América al peor de su región

El 16 de diciembre de 2017, Gremio se preparaba para jugar la final del Mundial de Clubes. Apenas dos meses después, la realidad no puede ser más diferente.

El 16 de diciembre de 2017, Gremio se preparaba para jugar la final del Mundial de Clubes ante Real Madrid, en Abu Dhabi. Todo era alegría en el conjunto brasileño que, después de obtener su tercera Copa Libertadores, volvía así a los planos más importantes del fútbol mundial.

Apenas dos meses después, la realidad del mejor equipo del continente no puede ser más diferente. Tras cinco fechas jugadas, Gremio va último en el torneo estadual de Río Grande del Sur, con apenas un empate y cuatro sorpresivas derrotas ante equipos pequeños: Caxias, Avenida, San José y Cruzeiro de Río Grande.

La "debacle" del campeón de América, sin embargo, tiene una explicación: después de volver de los Emiratos Árabes, los jugadores del equipo principal y su técnico, Renato Portaluppi, decidieron tomarse vacaciones hasta el 18 de enero, un día después del comienzo del torneo estadual.

Así, Gremio disputó los primeros cuatro juegos del campeonato con un equipo que en el club bautizaron "detransición" y que estuvo formado por mayoría de juveniles y por algunos jugadores del plantel profesional que decidieron resignar sus vacaciones para poder mostrarse en campo.

En el quinto partido del torneo, Gremio alineó por primera vez un equipo similar al que fue campeón de la Copa Libertadores. Igual, perdió de local 1-0 ante Cruzeiro de Río Grande, un conjunto de la ciudad de Cachoeirinha que jamás disputó campeonatos nacionales en Brasil.

"Estuve de vacaciones en Río de Janeiro y no tuve paz porque me encontré con muchos hinchas, que no paraban deagradecerme", había bromeado Renato a su vuelta a los entrenamientos de Gremio, club del que es uno de sus mayores ídolos.

Tras la caída con Cruzeiro, el último fin de semana, el director técnico se defendió: "Era el primer partido del equipo, los jugadores estaban sin ritmo". Y además aseguró que por más que Gremio ocupe el último lugar de la tabla, entre 12 equipos, logrará ubicarse entre los primeros ocho para clasificar a cuartos de final.

Por más que se trataba de un "equipo de transición", las derrotas del campeón de América sorprendieron por dos motivos. En principio, porque configuraron el peor arranque de la historia del club en torneos estaduales.

Pero, además de ello, porque los cuatro equipos que derrotaron al "Rey de América" son conjuntos de ínfima importancia, comparados con el poderío "gremista".

En la tercera fecha, por caso, Gremio cayó 3-2 con Avenida, un modesto club de la ciudad de Santa Cruz del Sur que nunca participó en torneos nacionales, que tiene un estadio para menos de 4.000 espectadores y que cuenta, entre sus principales historias, que en la década del '60 el cura de la ciudad formaba parte de su plantel.

San José, que lo venció 2-0 en la cuarta jornada, jamás pasó de la tercera división a nivel nacional. Y San Luis, contra el cual Gremio cosechó su único punto, es un club poco conocido, de la ciudad de Ijuí, que en 2002 debió cerrar sus puertas nueve meses por no ser sustentable económicamente.

Caxias, el otro conjunto que derrotó al campeón continental, tiene un poco más de historia e infraestructura, aunque enormemente menores a las de su vencido. Le ganó 5-3 en el Arena do Gremio.

En la próxima fecha del torneo, Gremio enfrentará al otro equipo grande del estado, Internacional. Será, al mismo tiempo, la oportunidad de salir de la crisis con una victoria resonante y el peligro de agudizarla con una derrota ante el máximo rival.

El 14 de febrero, además, el "Tricolor" disputará el partido de ida de la Recopa Sudamericana ante Independiente, en Argentina. Para ese partido, se espera que pueda jugar Gonzalo Carneiro, atacante uruguayo y una de las grandes promesas del fútbol sudamericano.

Pero antes de ello, por supuesto, Gremio tiene otras prioridades. "No es que 'abrimos mano' del torneo estadual", aseguró Geromel, capitán del equipo. "Es que volvimos a casa el 18 de diciembre, y tuvimos que tener tiempo para tomarnos vacaciones", continuó.

"La presión existe, pero este es un grupo con mucha experiencia y vamos a saber lidiar con ella", concluyó.

En su historia, Gremio ganó 36 veces el campeonato de Río Grande del Sur (lo supera el "Inter", con 45). La última vez fue en 2010. A juzgar por cómo empezó este año, y más allá del abismo que lo separa del resto de los equipos participantes, si consigue el título será, paradójicamente, casi una hazaña.

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 11:02
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 11:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"