10 maneras de morir en el febrero mendocino

Comenzó febrero y te contamos sobre lo espantoso que es pasar este mes en Mendoza.

Quienes pudieron deleitarse con la implacable nota: 10 formas de morir en el enero mendocino, los dejamos con la continuación de la saga... ¿y quién dice que no dé para una nota mensual de este genio de las muertes bizarras?

1- Pasaste 15 días comiendo mariscos, bebiendo y fornicando, en bermudas y ojotas las 24 horas. Volvés a la realidad de tu vida y te suicidás. Y hacés bien.

2- Te diste cuenta que te excediste con la tarjeta de crédito porque no te dio el cerebro para calcular el dólar tarjeta. Te ahorcas con una camisa Armani que no te ibas a poder poner nunca porque es hiper chombi y en la grasada de Miami parecía buena idea. Merecías morir.

3- Tu novia que te había pedido un tiempo, te pide que vuelvan. Te ruega que olvides las fotos que aparecieron en Facebook de sus vacaciones con amigas en las que aparece con un chongo enorme, musculoso y pijón, pasándole la lengua por las tetas. La tirás por el inodoro. Era una perra pero cuenta como una muerte.

4- Para hacerte el excéntrico elegiste un destino asiático. Volvés con un parásito birmano que se come tu hígado y te hace agonizar un mes.

5- Superás el suicidio y decidís salir con la camisa Armani a tomar algo por Arístides con el cadáver de tu novia. Cuando volvés te interceptan los únicos 7 skinheads de Mendoza y te patean en los ojos hasta morir. Los Skinheads mendocinos odian el mal gusto.

6- Tu novia descubre que está embarazada del chongo. Intenta explicarte con fechas, datos estadísticos y la tabla periódica que en realidad es tuyo. El esfuerzo por entender semejante argumento te produce un derrame cerebral masivo.

7- Vas al Carrizal a llevarle unas flores a tu Golcito enterrado en el barro hasta los vidrios. Entendés ahí tu destino y el valor de la lealtad; decidís desenterrarlo usando una navaja china y una botella de coca abierta como herramientas. Desenterrás a la fiera mecánica que está partido a la mitad por la corrosión. Morís por el esfuerzo realizado y salís en los diarios.

8- Camicoracao alias "O Demoledor do Porto Papusa", se viene desde Buzios donde lleva adelante su pujante empresa de prostitución masculina para dirimir con vos la paternidad del hijo de tu novia. Más por el qué dirán que por otra cosa, te batís a duelo; herís a tu oponente que huye derrotado y te hacés cargo del bebé. Íntimamente querrías estar muerto.

9- Tus amigos te organizan una despedida de solteros ahora que te casás y vas a ser papá. En la exuberancia de esta circunstancia feliz te dejan colgado desnudo y borracho en el monumento del Cerro de la gloria. Cuando vuelven acompañados por unos travestis te encuentran atravesado por un sable del ejército de los Andes sobre el que acertaste a caer cuando intentabas liberarte. Las heridas incluyen la pérdida de tus genitales. Hay cosas peores que la muerte.

10- En Facebook, Camicoracao etiqueta una foto en la que aparece con la camisa Armani que te choreó en la confusión. "Vocé tem minho filho. Eu tem seu camisa", comenta. Morís de depresión porque querías a esa camisa como a un hijo.

Bonus Track:

11- Te escapás en el Gol partido que es tu amigo más fiel; el que define tu vida. Cruzás la frontera y un Freigthliner de 100.000 toneladas pasas sus 18 ruedas por encima tuyo. Secretamente sabés que buscabas esa muerte.

GRAMAR ENERO

Escrito por Mi amigo, Bob Saccomano para la sección:

Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 01:46
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 01:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"