J. Albornoz

La DGE pone en la mira la calidad y el gasto de las carreras docentes

Unos 10.000 ingresantes de las carreras de formación para los niveles inicial, primario y secundario tendrán que rendir una prueba de diagnóstico que bajará desde la Nación. Además, se seguirán recortando subsidios y se "reorientarán" fondos a carreras "prioritarias", como Inglés y Educación Especial.

El director general de Escuelas, Jaime Correas, dice que el ciclo lectivo 2018 estará marcado por un "salto de calidad". Y la búsqueda de ese salto, en buena medida, tendrá que ver con la formación docente: todos los jóvenes que quieran estudiar para dar clases rendirán un examen de ingreso.

La DGE, además, pondrá en foco a los institutos de educación superior y por ello advierte que seguirá con la eliminación de subsidios para carreras que tienen pocos alumnos, además de plantear la "reorientación" de fondos hacia profesiones que considera "prioritarias".

Emma Cunietti 02

"No será un examen eliminatorio, pero queremos saber el estado de los estudiantes que ingresan", explicó la subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa, Emma Cunietti.

Unos 10.000 chicos se suman cada año a las carreras de formación docente de los niveles inicial, primario y secundario de la provincia. En 2017 se inició el camino de la evaluación con una prueba que abarcó a 700 estudiantes de cuarto año de las carreras docentes. Pero ahora el examen será general.

"Se van a cambiar algunas reglas de juego y va a haber un seguimiento más importante de los que inician las carreras docentes", agregó Cunietti. Mejorar este año la formación de los que enseñan es un objetivo a nivel nacional y que tiene su máxima expresión en el gobierno porteño, que planea la creación de una Universidad de Formación Docente.

En el ámbito doméstico, el problema detectado en los institutos de nivel superior tiene que ver, en principio, con la alta tasa de deserción. "Hay un desplome de la matrícula y tenemos una gran deserción. El año pasado ingresaron 8.800 estudiantes a las carreras de formación docente y en cuarto año habían solo 1.000", admitió Cunietti.

"Probablemente tengamos más oferta de la que se necesita", sostuvo Cunietti. Esa frase dejó en claro que también está en estudio qué carreras sostener y cuáles no en un futuro no muy lejano.

La matrícula total de las instituciones de nivel superior de gestión estatal y privada que sostiene la Provincia es de 40.000 alumnos. O sea, apenas el 25 por ciento estudia para formarse como docente, en un total de 21 institutos distribuidos en toda la provincia. El resto, opta por carreras muy variadas, tales como Enfermería, Higiene y Seguridad, Turismo, Guía de montaña y Chef, entre otras.

La DGE tiene al conjunto de instituciones de nivel superior en la mira. Considera, por ejemplo, que no tiene sentido seguir sosteniendo con fondos a las que forman a preceptores. "No hay vacantes en el corto plazo, además de que existe un problema de competencia del título, porque hay profesores que también aspiran a esos cargos", explica Cunietti. 

Inglés y Educación Especial, las prioridades

Este año ya hubo recortes de subsidios. El Instituto San Pedro Nolasco los perdió por falta de alumnos para sus carreras. Además, el Gobierno provincial comenzó a quitarle fondos para el pago de sueldos al DAD de la UNCuyo: nadie se explica por qué la Provincia financiaba a la universidad nacional.

Según datos oficiales, se destinaban al DAD 120 millones de pesos. Las instituciones superiores de educación privada reciben, en su conjunto, 100 millones de pesos.

"Hay carreras que se sostienen sólo porque el Estado las subsidia al 100 por ciento. Vamos a subsidiar sólo en casos de carreras prioritarias, como los profesorados de Inglés y Educación Especial, porque sí hay demanda", explicó Cunietti sobre lo que se viene.

El área de Educación Superior tiene para este año un presupuesto total de 1.600 millones de pesos, lo cual representa el 8 por ciento del total, que es de 21.000 millones para toda la DGE.

Gustavo Capone 01

El responsable del área de Educación Superior es Gustavo Capone, quien es concluyente en su análisis y apoya la "planificación de la oferta" que anuncia Cunietti.

"No se puede subsidiar una oferta privada donde hay cerca una estatal", dice el funcionario, quien además afirma que la DGE en otros tiempos "estuvo muy cooptada por el gremio, los privados o un sector vinculado a la Iglesia Católica".

Visita fuerte en el arranque

Las clases comienzan recién en marzo, pero el plan a desarrollar durante el año en curso se conocerá la semana que viene: precisamente el viernes 9. 

Ese día comenzará el ciclo lectivo 2018, con un acto importante en la Nave Cultural, al que serán invitados los supervisores escolares, pero también legisladores e intendentes. Estarán además, entre otros, los rectores de los institutos de Nivel Superior.

El director Correas ha invitado a participar en este acto a una funcionaria nacional muy importante: Elena Duro, quien es la secretaria de Evaluación Educativa de la Nación. Duro es nada menos que la responsable del plan Aprender, que desde 2016 evalúa a los alumnos de todo el país.

Elena duro

Duro ya vino a Mendoza en abril del año pasado para hablar del plan Aprender, pero hay en este caso una razón especial para su desembarco. La funcionaria con pasado en UNICEF aportará el examen que el Gobierno provincial les tomará a todos los ingresantes a las carreras de formación docente.

Se trata de una prueba que la Nación toma para otorgar la beca "Compromiso docente", un incentivo económico "más importante que el que da el plan Progresar", según funcionarios locales, pero que está dirigido específicamente a los que estudian para dar clases en el futuro.

La DGE promovía esta beca, pero la última decisión oficial ha sido que todos los estudiantes de las carreras docentes de Mendoza rindan el examen, para conocer cuál es su nivel.

El diagnóstico general será "un insumo de estudio para ver cómo está el alumno", confirmó Correas. No se sabe por ahora si la visita de Duro permitirá también tener en Mendoza una pista de los resultados de la prueba Aprender 2017, que estarán listos en marzo.

Por lo pronto, la DGE se maneja todavía con los resultados del operativo de 2016, que le marcó, entre otras necesidades, la de fortalecer la enseñanza de matemática en las escuelas.

Opiniones (6)
17 de agosto de 2018 | 00:33
7
ERROR
17 de agosto de 2018 | 00:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Era Vidal la que decía en campaña que un docente debía ganar 40 mil pesos por mes? Bueno, desde que este gobierno asumió, ganamos cada vez menos, porque la inflación no bajó (en 2016 llegó al 40%), y en Mza, por ejemplo, recibimos 2 decretazos de aumento del 15% en cuotas. La plata SÍ importa. En lo particular, porque nadie puede ejercer bien una tarea tan compleja si está desesperado porque no le alcanza el sueldo para mantener a su familia, y en lo general, porque lo que el Estado le paga a sus docentes pone de manifiesto cuánto valoriza la función que cumplen.
    6
  2. Exigencias y más exigencias y qué da el gobierno a cambio!!!
    5
  3. Si hoy multiplicamos por 20 el sueldo de los educadores, si multiplicamos por 20 el presupuesto edilicio y de mantenimiento... A fin de año vamos a tener 20 veces mejor educación? Los chicos van a saber leer 20 veces mejor? Van a saber 20 veces más en cada materia? Los profesores van a ser 20 veces mejores??? O sea, el problema no es la plata, es la mediocridad argentina
    4
  4. El problema no es de oa DGE. Es un problema económico, de inversión en educación. El presidente Macri vino a bajar la inflación y no lo hace y se endeuda, se postuló para bajar el gasto público y sigue manteniendo subsidios. No resuelve la economía. La DGE debería bajar sus gastos reduciendo o quitando subsidio a la educación primaria y secundaria. Hay colegios privados en donde los padres de los alumnos no necesitan que les subsidien la educación de sus hijos, solo mirando los autos con los que van a buscar a sus hijos cualquiera se da.cuenta. Es una aplicacion morbida del principio de subsidiariedad
    3
  5. Estudiar 4años examenes de salud rigurosos mas examenes presio social hacia los docentes exigencias y mas exigrncias todo por 12 mil pesos es indignante quien va a estudiar para docente me parece q no tienen idea de nada.
    2
  6. Lamentablemente, no veo nada de recortes y mejoras dentro de la DGE. Creo que deben "empezar por casa"
    1