Deportes

El TAS levantó sanciones a 39 atletas rusos

El Tribunal de Arbitraje Deportivo levantó hoy la sanción de por vida a 39 atletas rusos alegando que las pruebas presentadas son insuficientes.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) levantó hoy la sanción de por vida a 39 atletas rusos alegando que las pruebas presentadas por el Comité Olímpico Internacional (COI) sobre sus supuestas prácticas dopantes son insuficientes.

El COI impuso sanciones olímpicas vitalicias a 43 deportistas rusos por su implicación en el escándalo de doping en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014. Según investigaciones, hubo un plan de dopaje dirigido por el Estado en el que participó el servicio secreto cambiando muestras en los laboratorios.

Cuarenta y dos de los atletas presentaron una apelación ante la CAS para que se les retirara la sanción. El más alto tribunal deportivo estudió los casos de 39 -los otros tres ya están retirados y se ocupará de ellos más adelante- y hoy anunció que exonera a 28. Entre ellos hay dos campeones olímpicos, el esquiador de fondo Alexander Legkov y el piloto de skeleton Alexander Tretiakov, y nueve medallistas más.

Los otros 11 también vieron anulada su sanción, aunque no por completo: la CAS llegó a la conclusión de que se doparon, pero podrán volver a competir después de los Juegos que arrancan la próxima semana en Pyeongchang.

"El TAS no tenía el objetivo de determinar si había un esquema organizado para manipular muestras en Sochi, sino que trató los 39 casos de forma individual y evaluó las evidencias de forma individual", señaló el tribunal en su escrito. "Las evidencias recolectadas resultaron insuficientes" para los 28 atletas exonerados.

El veredicto fue aplaudido en Rusia, que recuperó de esta manera el primer puesto del medallero de sus Juegos de invierno, mientras que el COI reaccionó con estupor y preocupación ante lo que puede considerarse como una dura derrota.

"Podría tener un serio impacto en la lucha antidoping en el futuro. Por ello, el COI analizará muy detenidamente los razonamientos de las decisiones cuando estén disponibles y considerará las posibles consecuencias, entre ellas una apelación ante la Corte Suprema Federal de Suiza", escribió el máximo organismo olímpico en un comunicado.

No se ve así en Rusia, un país que siempre rechazó todas las acusaciones. "Nos alegramos de que por fin la justicia haya triunfado. Los deportistas pasaron momentos duros en el último año y ahora pueden seguir hacia adelante y hacer lo que más les gusta: competir de forma justa", afirmó el ministro de Deportes, Pavel Kolobkov.

Según el ministro, citado por la agencia de noticias Interfax, la decisión de la CAS confirma que los atletas son "limpios". Kolobkov expresó la esperanza de que ahora el COI reaccione y permita la participación de los atletas en los Juegos de Pyeongchang.

Sin embargo, el COI ya dejó claro que eso no será así. "No estar sancionado no les confiere automáticamente el privilegio de una invitación", señaló el organismo de los anillos.

Después de un exhaustivio examen, el COI autorizó a 169 atletas rusos a acudir a los Juegos en Corea del Sur, donde competirán bajo bandera neutral. En caso de victoria, no sonará el himno de Rusia.

La decisión de la CAS, de todas maneras, es una victoria para el país más grande del mundo, que lleva en el punto de mira de las organizaciones antidoping desde que la ARD emitiera un documental en diciembre de 2014 en el que denunciaba el doping sistemático de los atletas rusos.

A esas acusaciones siguieron varias investigaciones. La más importante fue llevada a cabo por el abogado Richard McLaren a pedido de la Agencia Mundial Antidoping (AMA). El "Informe McLaren", presentado en dos partes en 2016, asegura que hay más de 1.000 deportistas rusos implicados en el programa de doping patrocinado por el Estado.

Un hombre clave en el escándalo es Grigory Rodchenkov, que dirigió el laboratorio antidoping de Moscú entre 2006 y 2015. Tras revelar el entramado de doping en Rusia, se exilió en Estados Unidos y actualmente vive bajo un programa de protección de testigos del FBI.

Hoy habló por boca de su abogado, Jim Walden. "La desafortunada decisión de ese panel es una 'tarjeta gratuita para salir de la cárcel' para la mayoría de atletas", señaló el químico, un hombre declarado como enemigo público en Rusia.

"Por lo tanto, la decisión de la CAS solo envalentona a los tramposos, hace que ganar sea más difícil para los atletas limpios y supone un triunfo para el sistema corrupto de doping en Rusia en general, y para Putin en particular".

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 18:13
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 18:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"