Próvolo: terminaron las excavaciones y no encontraron nada relevante

Tras examinar las anomalías detectadas por los georadares sólo se encontraron ramas, restos de escombros y caños de agua. Se buscaba una caja con documentación y restos óseos de un ex alumno.

Las excavaciones realizadas durante toda la semana en el instituto Antonio Próvolo no han brindado resultados positivos. Tras examinar las anomalías detectadas por los georadares utilizados por Gendarmería la semana pasada, no se encontró ningún elemento de prueba relevante para la causa.

En los lugares de interés señalados se encontraron sólo ramas, restos de escombros y caños de riego. La expectativa estaba puesta en el hallazgo de una caja de madera con documentación que el cura Nicola Corradi (uno de los imputados) habría enterrado en los jardines del predio, de acuerdo al testimonio de una de las víctimas. Sin embargo, la caja no apareció.

Otro testimonio había versado sobre la supuesta muerte de un alumno tras caer de la terraza del lugar, cuyo cuerpo también habría sido enterrado en el predio de calle Boedo, de acuerdo al relato de otra de las víctimas. No obstante, tras analizar las 6 hectáreas que ocupa el establecimiento educativo para chicos hipoacúsicos no se encontraron restos óseos que le otorguen credibilidad a la versión.

Asimismo, tampoco se encontró el sótano en el que supuestamente había "frascos con fetos" pertenecientes a los abortos practicados en los alumnos de la institución, de acuerdo al relato de otras de las víctimas. 

En la causa que investiga los supuestos abusos ocurridos durante años en el instituto educativo hay quince imputados: dos curas, dos monjas y 11 personas que formaban parte del personal del establecimiento. Se espera que en los próximos días se clausure finalmente la etapa de instrucción y se eleve la causa a juicio

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 04:50
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 04:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"