El 60% de mujeres con cáncer de mama abandona sus actividades

Un estudio reveló que seis de cada diez mujeres argentinas que sufren cáncer de mama metastásico renuncian a sus trabajos y deportes.

Seis de cada diez mujeres argentinas de más de 60 años con cáncer de mama metastásico (CMM) abandonan la actividad física, el trabajo y los quehaceres domésticos, según una investigación que se presentó con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero.

El estudio "Impacto del diagnóstico de CMM" fue realizado por la encuestadora Ipsos en 113 mujeres, que argumentaron que habían dejado esas actividades "porque su estado de salud no se los permitía" y, en menor medida, "porque su médico no se los recomendaba".

Entre los resultados, también se vio que siete de cada diez no contaban con apoyo psicológico.

"La idea era recabar información sobre el impacto de la enfermedad en la vida de las mujeres, incluyendo preguntas específicas sobre el apoyo que reciben, los cambios que notaron, su situación laboral y familiar y la carga económica que supone", explicó a la agencia Télam Marta Mattiusi, presidenta del Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (Macma).

En cuanto a los aspectos que cambiaron a raíz de la enfermedad, hubo comentarios dispares: el 16% aseguró "vivir más intensamente el día a día, disfrutar y agradecer con cada despertar" y el 12% comentó que "mejoró su relación con la familia y los amigos".

En tanto, una de cada cuatro (26%) comenzó a hacer una actividad nueva, como "comer más sano, realizar algún deporte o meditar", mientras que una de cada cinco (19%) afirmó estar "deprimida, triste o sin ganas de hacer nada".

La mayoría de las participantes tenía menos de cinco años de diagnosticada la enfermedad (75%), el 77% había recibido quimioterapia, el 75% cirugía de mamas, el 62% radioterapia, el 47% terapia hormonal, el 18% terapia dirigida y el 17%, otros tratamientos. Cuando se les preguntó cómo se sintieron al recibir el diagnóstico, el 38% respondió "asustada", el 12% "deprimida", un 11% "enojada" y el 6% "confundida", mientras que el 19% se mostró "optimista".

"Un dato que nos sorprendió fue que el 70% no contaba con apoyo psicológico y solamente el 13% había acudido a alguna asociación de pacientes. La información, cuidado y sostén que pueden brindar esos actores son fundamentales", opinó Mattiusi.

Asimismo, la mitad de las pacientes (49%) manifestó que su relación con la familia cambió desde el momento del diagnóstico, el 86% "para bien" y el 14% "para mal".

En cuanto al tiempo que demoraron en comunicar el cuadro a sus allegados, mientras que el 85% lo hizo con sus familiares "en forma inmediata", seis de cada diez demoraron más de un mes en compartirlo con sus jefes y compañeros de trabajo.

"Estas investigaciones son muy interesantes porque nos permiten contar con datos sobre cómo viven su enfermedad las pacientes argentinas, y a partir de allí se genera el desafío de enfocar nuestros esfuerzos en lo que más les preocupa", completó Diego Paonessa, director ejecutivo de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec).

El CMM ocurre cuando el cáncer se extiende más allá del pecho a otras partes del cuerpo, incluyendo huesos, pulmones, hígado y cerebro.

Según datos oficiales, en Latinoamérica se diagnostican anualmente 150.000 nuevos casos de CMM. Incluso cuando es diagnosticado en una etapa temprana, cerca del 30% de las mujeres progresa a una enfermedad metastásica.


Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 23:27
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 23:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"