España suspenderá a Puigdemont si no se presenta

El Tribunal Constitucional de ese país acordó no reconocer al líder catalán como presidente autonómico si no retorna de su exilio en Bruselas.

El Tribunal Constitucional (TC) español acordó por unanimidad suspender el debate de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la región de Cataluña, previsto para el día 30, en el caso de que el candidato independentista no acuda al Parlamento autonómico.

El martes próximo por la mañana se reunirá la Mesa del "Parlament" catalán para decidir cómo se desarrollará el debate, convocado para las 14 (10 de Argentina), en el que el independentista Puigdemont es el candidato a presidente autonómico.

Los independentistas tienen mayoría en esa Cámara, lo que garantiza que su candidato sea elegido, pero Puigdemont y sus colaboradores vienen manejando fórmulas para un debate a distancia, bien a través de videoconferencia o porque otro diputado lea el discurso del candidato, según informó la agencia Télam.

El Gobierno español formalizó el viernes un recurso contra la posibilidad de que Puigdemont sea candidato a distancia, ya que está autoexiliado en Bruselas desde el 27 de octubre, cuando se produjo la declaración unilateral de la independencia y, en cuestión de horas, la intervención del gobierno español y la destitución de todo el Ejecutivo catalán y la convocatoria a elecciones regionales para el 21 de diciembre.

El tema es que en esas elecciones los sectores independentistas obtuvieron, sumados, la mayoría absoluta del nuevo Parlamento, a pesar de que la lista más votada fue la de Ciudadanos, que se opone al independentismo.

A partir de ese acto, la Justicia española dictó orden de captura contra el dirigente independentista por los delitos de rebelión y sedición por su impulso al proceso secesionista, de modo que al ingresar al territorio español podría se detenido de inmediato.

La reunión de hoy de los magistrados del TC, extraordinaria y de urgencia, registró posturas divididas, de modo que buscaron una fórmula de consenso, alcanzada de manera unánime después de seis horas de debate.

Lo que ha hecho hoy el TC es aprobar una medida cautelar y, al mismo tiempo, aplazar su decisión sobre la admisión a trámite del recurso presentado por el gobierno de España, que hubiera podido conllevar la suspensión del pleno en el Parlamento catalán del 30 de enero.

Aplaza esa decisión hasta oír a todas las partes y haber resuelto las dudas planteadas acerca de la admisibilidad o no del recurso del Ejecutivo español, que contaba con un dictamen desfavorable del Consejo de Estado, un órgano consultivo no vinculante.

La decisión cautelar de los magistrados del TC va acompañada de un requerimiento en el que advierten de que su decisión debe ser obedecida por la Mesa del Parlamento catalán, que es su órgano rector.

De esta forma, la acordada del TC deja ahora la responsabilidad en la Mesa de la Cámara autonómica, cuyo presidente, Roger Torrent (ERC, izquierda republicana independentista), había insistido este viernes en mantener el pleno del martes 30 con Puigdemont de candidato.

La fórmula cautelar a que se llegó tras el largo debate permite mantener el consenso demostrado hasta ahora por el TC en relación con el proceso secesionista de Cataluña, que desde el primer momento recibió el rechazo unánime de los magistrados.

Pocos minutos después de conocer la providencia del TC, fuentes del Gobierno español aseguraron que la decisión judicial permite evitar una "burla" a la ley, al Parlamento de Cataluña y al resto de grupos políticos de la cámara.

De este modo, si Puigdemont quiere cumplir con la ley tendrá que acudir personalmente a Barcelona a defender su candidatura en el debate, y arriesgarse a ser detenido antes de llegar al recinto, para responder por los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación que se le imputan.


Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 19:17
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"