Testigos complicaron al abogado imputado en Punta del Este

Bernardo Alcanoni estuvo implicado en una brutal agresión contra un cordobés en un boliche. Dieron detalles de la golpiza que dejó al joven en terapia intensiva.

 El abogado sanrafaelino Bernardo Alcanoni quedó más complicado en la causa que lo investiga por la agresión a un joven cordobés luego de que testigos dieran detalles del ataque.

Alcanoni está acusado de golpear a Tomás Lacase en un boliche de Punta del Este junto a otras personas, luego de que fueran retirados por un altercado dentro del establecimiento. El cordobés está en terapia intensiva.

El diario La Voz del Interior indicó que los testimonios que cinco cordobeces dieron este miércoles coinciden en señalar que el abogado le aplicó al cordobés un puñetazo entre la oreja y la nuca, lo que provocó que Lacase cayera inmediatamente para adelante, sin lograr amortiguar con sus manos el golpe de la caída.

Pero uno de los testigos agregó un dato más, que estremece: una vez que el cordobés yacía en el suelo e intentaba reaccionar, el abogado le habría aplicado un puntapié en la cabeza.

Según esta persona, la patada fue aplicada "cuando Tomás tenía la cabeza a unos diez centímetros del suelo". Los otros cuatro cordobeses que declararon ante la Justicia no señalaron haber visto esa agresión.

Tomas

La causa en contra del Alcanoni está en manos del juez penal de feria Darwin Rampoldi. El abogado se encuentra en libertad, luego de pagar 10 mil dólares de fianza.

En tanto, Tomás Lacase está internado en terapia intensiva en un centro asistencial del balneario uruguayo, donde mejora paulatinamente.

Opiniones (2)
26 de mayo de 2018 | 03:30
3
ERROR
26 de mayo de 2018 | 03:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Escuché al padre de este animal en un noticiero. Daba asco escucharlo. El ninguneo a la víctima y el querer mostrsr inutilmente como inocente a su hijo, te daban ganas de escupirle la cara..
    2
  2. Cuando un perrro de razas consideradas peligrosas ataque a una persona o a otro can u otros bienes, el o los propietarios de ese perro atacante deben ser considerados penal y civilmente sus responsables, como si hubieran sido ellos. La Justicia suele ser indolente para actuar, (así como los politicos para legislar), porque muchos de sus integrantes y/o sus familias son propietarios de perros peligrosos y agresores y por ende, responsables de sus comportamientos.
    1