Deportes

Batacazo en la Copa del Rey: Leganés eliminó al Real Madrid

Le ganó 2 a 1 en el Santiago Bernabéu y acrecentó la crisis del Merengue que sigue sin levantar cabeza. En la Liga está lejos y sólo le queda pensar en la Champions.

El Leganés dio hoy la gran sorpresa de los cuartos de final de la Copa del Rey al eliminar al Real Madrid después de ganar 2-1 en el estadio Santiago Bernabéu, que vivió con vergüenza la caída de su equipo.

Los blancos habían ganado 1-0 en la ida y lo tenían todo a favor, pero se quedaron congelados ante su modesto rival y ahora están inmersos en una crisis que ya es indisimulable. La hinchada local despidió a los suyos con gritos de "¡Fuera, fuera!", tal fue el tamaño de su decepción dentro de una temporada aciaga.

El Real Madrid ya hizo una primera parte calamitosa y respondió a la lógica que el Leganés se marchara al descanso con ventaja. El modesto equipo del sur de la capital actuó como un grande ante un rival que fue profundamente pequeño.

El conjunto visitante lo hizo todo bien, desde la presión hasta el orden. Tampoco le faltó ambición. Todo lo contrario que un Real Madrid cuyo centro del campo, con Llorente y Kovacic a la cabeza, fue una máquina de perder balones. No generó ni una ocasión en toda la primera mitad y sólo Isco pareció querer enseñar algo.

El Santiago Bernabéu vivió muchos minutos de bochorno y ya avistó lo que llegaba con un lanzamiento de falta que Beauvue estrelló en el palo. Más preciso se mostró Eraso a los 32 minutos. Achraf y Nacho Fernández se hicieron un lío, el interior del Leganés recuperó fácilmente y se inventó un disparo tremendo desde fuera del área que entró por la escuadra. Eliminatoria igualada. Era lo justo.

El Real Madrid no reaccionó y se fue al descanso entre abucheos de su propia hinchada, cada vez más harta de lo que ve casi cada semana. Por cada paso adelante que insinúa llegan después dos atrás.

Sin embargo, la calidad nunca se erosiona y el equipo blanco empató en el segundo minuto de tras la reanudación. Hubo un milagro -un desmarque de Benzema-, un pase profundo de Lucas Vázquez y una definición sutil del francés.

Pero como el Real Madrid no tiene trabajada ni la estrategia defensiva, el Leganés cobró ventaja en la eliminatoria, que sería definitiva, a los 55 minutos. Hubo un córner y Gabriel le ganó a Theo para conectar un cabezazo impecable. El drama se volvía a instalar en el Bernabéu y Zidane no tenía las soluciones de Cristiano Ronaldo, lesionado, y Gareth Bale, por decisión del entrenador.

Para jugar el último cuarto entraron Carvajal y Modric ya con el Leganés pertrechado atrás con mucho orden. Por contraste, el ataque del Real Madrid era puro enredo y descontrol. El Bernabéu vivía el paso de los minutos con tanta agonía como incredulidad. Mientras, el arquero argentino Champagne se convertía en un gigante.

Y el partido se fue con la clasificación de un Leganés heroico ante un Real Madrid cuya crisis no conoce techo. Fuera de la Liga española y ahora de la Copa, y ante un rival tan modesto como el Leganés, sólo le queda la Liga de Campeones. Y ahora mismo es una quimera pensar en que eliminará al Paris Saint-Germain. Los blancos están con pie y medio en el abismo.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 11:43
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 11:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"