Adiós a la centenaria palmera de la Casa Rosada

Tenía poco más de 113 años y debió ser retirada porque se secó y corría riesgo de caerse. Estudian con qué reemplazarla.

Personal de mantenimiento de Casa de Gobierno y de una empresa especializada podaron y retiraron del Patio de Honor la centenaria palmera Yatay que se secó y corría riesgos de caerse.

  El tronco fue cortado en trozos y parte de ellos fueron depositados en la quinta presidencial de Olivos, en tanto que el resto fue embolsado y trasladado a un predio del conurbano bonaerense.

El viernes pasado, personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), realizó un estudio del suelo con el propósito de interiorizarse sobre las causas de la muerte de una de las palmeras que engalanan la fuente central de la Casa Rosada.

El estudio permitió conocer las características del suelo y además se determinó la composición de las distintas capas de profundidad con el fin de conocer si peligran las otras tres palmeras. 

El Patio de Honor de la Casa de Gobierno contaba con cuatro ejemplares centenarios de palmeras Yatay que llegan a alcanzar una altura de 12 metros.

El secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, rechazó una licitación para la adquisición de una palmera porque sólo se presentó un oferente y no cumplía con los requisitos legales. En realidad, la palmera ofrecida costaba $235.000 y cuando trascendió ese monto se generó una polémica que invalidó todo posibilidad de adquirirla. 

Por ahora, seguirá la búsqueda de alternativas para el reemplazo de la histórica palmera, y el estudio para determinar qué fue lo que llevó a que se secara (pese a que desde hace años se asegura que es por un caño roto que excedió la humedad que requiere esa planta).


Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 16:14
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 16:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"