El plan B del Gobierno para avanzar con la reforma laboral

Luego de que el sindicalismo se abroquelara en contra de esta iniciativa y en medio del rechazo del peronismo, la administración macrista se apoyará en los puntos en los que hay un principio de acuerdo.

Luego de que el sindicalismo se abroquelara en contra de la administración macrista aduciendo que Cambiemos hizo "más ricos a los más ricos y más pobres a los más pobres", el Gobierno puso en marcha un plan B para, igualmente, avanzar con su reforma laboral. Se apoyará en los puntos en los que sí hay un principio de acuerdo.

Según dejó entrever el jefe de Gabinete del Gobierno de Mauricio Macri, Marcos Peña, el Proyecto de Ley se dividirá en varias leyes las que se erigirán sobre los temas en los que, en principio, no hay fuerte disidencia.

Como recuperó iProfesional.com, en declaraciones que hizo a Radio Mitre, Peña le bajó el tono a la polémica desatada en torno a la reforma laboral y deslizó: "No es de vida o muerte que sea una sola ley o varias leyes", y continuó: "Van a haber modificaciones normativas que el Congreso definirá".

Dejó entrever, de ese modo, que el Gobierno dirigirá la reforma laboral por el camino más llano hasta llegar a lo más sinuoso. "Lo que no podemos aceptar (es que no haya) cambios en un sistema laboral injusto y obsoleto", sentó postura Peña.

Se espera, entonces, que el Ejecutivo comience por hacer modificaciones que, de por sí, tienen más consenso tanto con el sindicalismo como con el peronismo. A saber: blanqueo de trabajadores informales, esquemas de capacitación laboral y extensión de ciertos beneficios para asalariados como, por ejemplo, las licencias por paternidad.

La mano derecha de Macri enumeró bajo este panorama "las reformas que hay que hacer, en el mercado laboral" y que, según dijo, pasan por "generar más puestos de trabajo, formalizar los trabajadores en la informalidad, generar capacitación para los trabajadores excluidos, actualmente y los que puede quedar excluidos por los cambios tecnológicos". 

Teniendo en cuenta los frentes abiertos con el gremialismo y con el peronismo, destacó que "es un trabajo de todos los días, que incluyen acuerdos por sectores". Y a propósito planteó que el Gobierno seguirá "dialogando con los sindicalistas, los trabajadores, los gobiernos y la sociedad, en general".

Opiniones (6)
22 de julio de 2018 | 17:39
7
ERROR
22 de julio de 2018 | 17:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo que prevalece en el mundo es la precariedad y el movimiento . Cosa que los sindicatos argentinos no asimilan. Se necesitan nuevas formas de contratos, por objetivos . Se necesitan proyectos para los emprendedores . No hay nada que inventar, solo hay que imitar como lo hacen otros Paises .
    6
  2. En Singapur los impuestos y contribuciones al trabajo son bajas de dinero ,para que nadie se quede sin pagar .
    5
  3. El problema de este Gobierno es que no explican. Ya les paso con la Reforma Previsional. No comunican debidamente ,que es lo que pretenden hacer . La Actitud del Ministro de Trabajo, y que saliera el Gobierno a apoyarlo, deja en claro ,que esta gente tiene un problema entre el relato y lo que se ve en la realidad.
    4
  4. Una Reforma Laboral nunca ser sacada en la Argentina a no ser atraves de un DNU . Una reforma laboral sin duda , sacara derechos actuales, Permitira cierta flexibilizacion , como los contratos por objetivos y por horas. Osea la precariedad aumentara . De todas formas ,el trabajo en la Argentina ya esta precarizado y flexibilizado, pero como se hace en la Argentina y siempre se hizo ,el trabajo en negro . Osea con la gran masa de trabajadores en negro que hay, en la practica esta flexibilizado .
    3
  5. Será a decretazo, para ver si precarizando a los trabajadores logran que llegue la lluvia de inversiones que esperan hace más de dos años...
    2
  6. mmmm nada de lo que salga de la boca de estos tipos (porque los que piensan y ordenan están en el extranjero) es bueno..., y si le adosamos corruptos dirigentes laborales, estamos en el "horno.com"
    1