Nahir, desde prisión: "No me van a doblegar"

La joven, detenida por el crimen de Fernando Pastorizzo, dijo que confesó para evitarle problemas a su familia.

Nahir Galarza está detenida desde hace 16 días luego de confesar el crimen de Fernando Pastorizzo, quien supo ser su novio.

Desde allí, la chica de 19 años negó tener una actitud frívola ante la situación y dijo que admitió el crimen para que dejaran a su familia en paz y evitar que su hermano, quien sufre una discapacidad, "quedara huerfanito".

Luego de que en los medios trascendiera que se había mostrado "imperturbable" en las audiencias, disparó: "¿Imperturbable? En la audiencia me estaba muriendo de la impotencia que sentía cuando escuchaba tantas mentiras", según lo reseñó el sitio Big Bang News.

"Sé que me quieren ver llorar y doblegada, pero no lo van a lograr", dijo Nahir, quien permanece detenida en la Comisaría de la Mujer de Gualeguaychú a la espera del avance de la causa. "Sé que me quieren ver llorar y doblegada, pero no lo van a lograr", dijo desde su celda.

 "Sé que me quieren ver llorar y doblegada, pero no lo van a lograr".

Aunque en las últimas horas trascendió que había vuelto a declarar en calidad de imputada, lo cierto es que la defensa de Nahir aguarda primero que se sortee el cuerpo que le dará asistencia psicológica previa: si el equipo del Juzgado de Ejecución o el de familia.

"Por un lado tengo impotencia, pero por el otro lado soy yo quien sabe toda la verdad. Cuando me evalúen los peritos internacionales e imparciales y digan que estoy apta para declarar, ahí voy a contar toda la verdad", adelantó y sintetizó: "Por un lado tengo impotencia, pero por el otro lado soy yo quien sabe toda la verdad".

Nahir: "Fui yo, basta; mi familia no tiene nada que ver. Yo lo maté". 

Minutos después de que hallaran a Fernando muerto de dos disparos ella declaró como testigo. Sin embargo doce horas más tarde, regresó junto a su abogado, el arma homicida y confesó el crimen.

"Fui yo, basta; mi familia no tiene nada que ver. Yo lo maté", dijo, haciendo uso de sus garantías constitucionales y dando lugar a la confesión que hoy la lleva a estar imputada por el asesinato. Pero la declaración se frenó. Se descompensó y entró en crisis. Transpiraba y lloraba. Ya no había vuelta atrás, sabía que quedaría detenida en el momento.

Pasaron ya más de dos semanas y Nahir sigue firme en su postura: "Lo que declaré fue para resguardar del linchamiento social a mis papás. Sabía que si no lo hacía íbamos a quedar los tres detenidos y mi hermanito (que padece un retraso madurativo) se iba a quedar solo, huérfano".

Opiniones (3)
20 de agosto de 2018 | 10:20
4
ERROR
20 de agosto de 2018 | 10:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Abogacía? chau no va en cana, va a ser un proceso largo y tortuoso pero al final termina afuera.
    3
  2. creo que esta chica sabe muy bien lo que hizo y por que lo hizo. Estudia abogacía, tiene conocimientos y por su aspecto lamentablemente podemos decir que es muy inteligente y fría. Espero se haga justicia por Fernando.
    2
  3. Esta atorranta es un peligro ,para ella ,para su familia y para la sociedad .Esta hiena deberia ser debidamente fusilada .
    1