Así sigue la causa por la muerte de Nisman

La Justicia espera el resultado de los análisis de mails y llamadas telefónicas que integran la causa. Los puntos oscuros de la investigación.

 El jueves se cumplirán tres años de l fallecimiento del Fiscal Alberto Nisman, quien fuera encontrado sin vida en el baño de su departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2015.

Más de 1.000 días después de la muerte que sacudió a la Argentina, la causa continúa su lento avance, y la Justicia intenta averiguar quién mató al fiscal del caso Amia, como dijo el informe de peritos de Gendarmería.

Actualmente el interés está puesto en mails y llamadas telefónicas que Nisman escribió y realizó antes de su muerte. Estados Unidos le habilitó a la Justicia el contenido de algunos de los correos de Nisman y el fiscal federal Eduardo Taiano  espera la respuesta del FBI para saber cuál es el criterio tomado para determinar cuáles son los mensajes cuyos contenidos les transmitirían, ya que no pudieran acceder a la orden judicial que consigna esta modalidad.

Un informe del sitio TN indicó que hasta el momento, los investigadores saben que Nisman casi no usaba su cuenta de Hotmail, pero sí la de Yahoo. Entre el contenido revelado a la Justicia hay mensajes con amenazas que ya estaban en la causa y archivos que podrían contener virus informáticos.

También se está investigando si hay escuchas realizadas al fiscal entre diciembre del 2014 y febrero del 2015. Específicamente se quiere saber si estaba intervenidos los números de Nisman, el perito informático Diego Lagomarsino y los custodios del fiscal, que están procesados en la causa.

Al término de la feria, en febrero, se vence el plazo que tienen las partes para decidir si apelan el procesamiento de Lagomarsino como "partícipe necesario del homicidio de Nisman agravado por el uso de armas", además de los custodios, por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

También se investiga la "explosión de llamadas" denunciada en un informe del diario La Nación entre espías, ex espías y funcionarios kirchneristas durante el fin de semana en el que falleció el fiscal. Los ex jerárquicos de Inteligencia Antonio Stiuso, Alberto Mazzino y Fernando Pocino, el exjefe del Ejército César Milani  y el exsegundo del organismo Juan Martín Mena son los principales identificados en estas conversaciones. 

Otro punto oscuro es el misterioso cierre del puesto de diarios que se encontraba frente al edificio de Nisman. El kiosquero se presentó a declarar espontáneamente hace un mes y aseguró que era el dueño del puesto de diarios de la esquina de Aimé Paine y Azucena Villaflor, en Puerto Madero. En su declaración ante el fiscal Eduardo Taiano el hombre dijo que no conocía a Nisman pero luego dijo que que le vendía diarios y que se acordaba del piso en el que vivía.

Por las contradicciones en su testimonio, la Justicia le secuestró el teléfono y lo seguirá investigando.

Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 02:02
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 02:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"