Quedó detenida la cocinera del Próvolo que permanecía "escondida"

El fiscal que encabeza la investigación, Gustavo Stroppiana, confirmó que la mujer, de 59 años, fue imputada por ser "partícipe primaria en abuso sexual agravado".

Personal policial de la División de Delitos Sexuales detuvo a Noemí Paz (59), quien se desempeñaba como cocinera del Instituto Religioso para hipoacúsicos Antonio Próvolo de Luján de Cuyo en el período en que, se presume, se produjeron los abusos sexuales. La mujer quedó imputada bajo la figura de "partícipe primaria en abuso sexual agravado" acusándola de "comisión por omisión".

De acuerdo con lo que confirmó el fiscal que encabeza la investigación, Gustavo Stroppiana, llevaban meses tratando de dar con la acusada y pese a que había informado su domicilio, nunca se la encontró en él. Recuperó que, según el informe policial, Paz permanecía "escondida" y que "no salía a ningún lado porque sabía que podía quedar detenida". 

Llevaban meses tratando de dar con la acusada y pese a que había informado su domicilio, nunca se la encontró en él.

Haciendo hincapié en que no sólo se está investigando a los presuntos autores materiales de los abusos sexuales de niños y niñas hipoacúsicas sino también a quienes, se presume, actuaron como cómplices, el fiscal destacó la detención de Paz: "La cocinera debió haber denunciado estos hechos porque tomó conocimiento de lo que estaba ocurriendo y no hizo nada". 

Explicó que debido al riesgo procesal, que significa que esta persona podría escapar o podría entorpecer la investigación, es que quedará detenida en lo sucesivo. Por su parte, desde el Poder Judicial señalaron que en este momento se encuentra en Contraventores pero que mañana viernes podría ser trasladada a la Unidad de Mujeres El Borbollón. 

Según enumeró Stroppiana, con Paz ya son 16 los imputados por los presuntos abusos sexuales en el Próvolo. De ellos, hay cuatro que permanecen tras las rejas en prisión preventiva: el cura Horacio Corbacho, los exadministrativos Jorge Bordón y Armando Gómez y un tercer exempleado cuya identidad se reserva por su discapacidad. Todos se encuentran en Boulogne Sur Mer. En tanto, permanecen bajo domiciliaria la exrepresentante legal del Instituto Graciela Pascual, el cura italiano Nicola Corradi y la monja japonesa Kosaka Kumiko. Por último, otros exempleados, simplemente se encuentran imputados, caso de la monja Asunción Martínez.    


Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:49
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"