Pasajera policía de un remis se tiroteó con ladrones

Un remisero fue asesinado hoy a balazos cuando delincuentes que lo asaltaron se tirotearon con una pasajera policía, en la localidad bonaerense de Glew, informaron fuentes policiales. 

El hecho ocurrió esta mañana, alrededor de las 5.15, en la calle Alejandro Casona al 500, del citado distrito del partido de Almirante Brown, en la zona sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó cuando una oficial de la Policía local de Lanús, identificada como Juliana Aquino (21), salía de la casa de sus padres vestida de civil para dirigirse a su trabajo. 

La joven había llamado a una remisería ubicada a la vuelta de la vivienda, en Miguel Cané al 500, situada frente al destacamento de Glew. 

Según las fuentes, al salir del inmueble observó que tres delincuentes armados corrían hacia el remisero, llamado Sergio Gustavo Almonacid (47), que la esperaba a bordo de un auto Renault 12 negro. 

En ese momento, el hombre le dijo a la policía que se suba "rápido" al vehículo, tras lo cual comenzó a acelerar pero uno de los ladrones efectuó disparos.
Los voceros añadieron que Aquino extrajo su pistola reglamentaria y repelió la agresión a través de la luneta que se había roto por el ataque. 

Inmediatamente, otro delincuente se acercó al costado del auto, por lo que ella efectuó otros disparos por el vidrio de la puerta trasera derecha. 

El vehículo siguió unos metros hasta que se detuvo sobre la vereda y la joven descendió del rodado pero los delincuentes huyeron a la carrera sin consumar el robo. 

En tanto, el remisero, quien también es dueño de la remisería a la que había llamado Aquino para pedir el auto, comenzó a pedir auxilio porque había recibido al menos un balazo en el brazo izquierdo, mientras que Aquino resultó ilesa y llamó al 911. 

Las fuentes agregaron que la ambulancia tardó media hora en llegar al lugar y los médicos constataron que ya había muerto a raíz de las lesiones sufridas.
Efectivos de la comisaría 7ma. de Almirante Brown fueron alertados por la oficial con la que se entrevistaron para tratar de identificar a los ladrones. 

Alejandro, vecino de la remisería, dijo a Télam que Almonacid tenía tres hijos, hacía cuatro años que era propietario del comercio y trabajaba en el turno noche. 

"Este barrio era tranquilo pero últimamente aumentaron los robos, sobre todo cuando a la mañana cuando la gente va a trabajar, hay mucha inseguridad", afirmó.

El hecho es investigado por el fiscal Gustavo Caram, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Lomas de Zamora. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 11:39
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 11:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"