El futuro sin sexo y una tendencia que nació en Japón

Japón es el país en el que más creció la industria de la sexualidad, en todo sentido, desde robots con los que se puede mantener una relación "casi" real, pasando por sexshop de cinco pisos, salas para el "autoplacer" y lo que se puedan imaginar.

Tokyo es la capital de Japón, por lo que podemos suponer que es uno de los lugares principales a visitar si queremos conocer la cultura del lugar. En esta ciudad se puede ver la gran diferencia que existe entre la vida diurna y la nocturna, por la mañana la gente usa todos los medios de transporte para llegar a tiempo a sus trabajos y las calles están superpobadas de personas respetuosas, amables y con un gran sentido de la responsabilidad. A la noche se siente como estar en otro país, las luces de los carteles te encandilan, las avenidas repletas de personas que ya no visten de oficina sino que usan los trajes o disfraces que más le gustan sin pensar en el que dirán, hombres y mujeres en cada uno de los bares de la ciudad y una industria del sexo montada en cada rincón.

El porno en Japón

Tanto en la capital como en la mayor parte de las ciudades de Japón se encuentran mujeres y hombres incentivando a los japoneses a pasar a edificios en los que toman un café con un camarero/a que trata al cliente de amo, departamentos en los que se va a dormir la siesta con una mujer u hombre (solo dormir), lugares en los que les limpian las orejas a los hombres, salones de videojuegos en los que las protagonistas son animés con poca ropa y cuerpos voluptuosos, jugueterías con muñecas sexys para adultos, sexshop de cinco pisos con toda clase de juguetes, box para masturbarse, entre muchos otros lugares para disfrutar del porno.

Pero...no todo es lo que parece

Viéndolo desde afuera todo hace pensar que Japón es el país de los fanáticos del sexo, pero no es así, la creciente industria del porno está totalmente emparejada con la baja de las relaciones sexuales tradicionales. Más de un tercio de la población en Japón no hace el amor, es por eso que la mayoría de los japoneses son llamados "sexless".

En Japón son los hombres los que prefieren no tener relaciones convencionales, generalmente por el agotamiento laboral, pero también porque dicen que en el sexo tradicional hay que pensar en la satisfacción de la otra persona, mientras que con el autoplacer todo parece ser más sencillo; otros japoneses piensan en que si su mujer se entera de sus fantasías no los querrían complacer por lo que prefieren buscar sexo fuera de casa; otros trabajan tantas horas que muchas veces se quedan a dormir en sus trabajos y ven poco a sus mujeres y algunos porque piensan que los preparativos para mantener una relación llevan mucho tiempo.

Según Francesca Gnecchi, comunicadora especializada en sexualidad y directora de la firma Erotique Pink, quien viajó a Japón para estudiar la sexualidad en dicho país "Los hombres japoneses creen que si hablan con sus esposas sobre sus fantasías ellas no aceptarían llevarlas a cabo, pero nunca lo han hablado, y por su parte las mujeres están en desacuerdo en no mantener relaciones con sus parejas pero tampoco lo hablan, así podemos ver en el documental "El imperio de los sin sexo" https://www.youtube.com/watch?v=jsvq5KeHdiA "Vemos la situación japonesa desde un lugar muy lejano, pero hay cientos de mujeres que llevan meses sin tener relaciones, claro... sin hablar del tema con su pareja, algunas desde que se fueron a vivir en pareja, otras con el avance de la edad y algunas con la llegada de los hijos ( pasa la cuarentena, viene el bebé a la cama y los meses van pasando con encuentros muy esporádicos hasta desaparecer) y llega el día en el que nos damos cuenta de que no estamos teniendo ese tiempo de intimidad, de encuentro con nuestra pareja, nos frustra pero seguimos adelante con las tareas diarias" explica Francesca quien ha viajado a Japón para entender el fenómeno del país sexless.

"Las "nuevas formas de placer" van creciendo de forma inimaginable en otros países, y por más que cada país tenga costumbres distintas, el mayor problema de las parejas sigue siendo la falta de comunicación. El poder hablar tranquilamente sobre nuestras fantasías, sobre lo que nos gusta hacer o que nos hagan, sobre la frecuencia de los encuentros o sobre lo que sentimos en relación a la sexualidad hace que muchas veces nos terminemos alejando y dejando de lado el placer y la satisfacción de los encuentros íntimos con el otro" Para Francesca "Si antes veíamos lejano el poder hablar y ver a un familiar que está a miles de kilómetros a través de un celular, hoy vemos lejano el dejar de tener sexo, pero si no nos adelantamos y empezamos a preocuparnos por incentivar esos momentos, corremos el riesgo de naturalizar el no tener sexo

Francesca Gnecchi, comunicadora especializada en sexualidad 


Opiniones (1)
25 de mayo de 2018 | 14:34
2
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No es raro siendo que Japon siempre ha marcado tendencias . El tiempo y las energias que se pierden en todo este tema relacionado con el sexo ,hace a los individuos vulnerables , incompetentes . SE debe gastar mucho dinero , en esto de seducir y gustar . El o la que es linda ,es lindo . Incluso algunos se gastan fortunas en perfumes, cuando hay estadisticas que dice que en el sexo muchas culturas apuestan a los olores corporales ,cuando en Occidente son contaminantes . Se puede tener sexo , cuando uno lo desee ,hay portales especializados .#ALaMonaLaVestisDeSeda #YSiEnVezDeSufrirPorAmorSufrierasPorObjetivos #HayQueControlar
    1