Rige alerta "amarilla" por ola de calor en Mendoza

Está vigente para el Gran Mendoza, San Martín y San Rafael, debido a las altas temperaturas que se esperan para este miércoles.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estableció un "alerta amarilla" para buena parte de Mendoza por las altas temperaturas que se presentarían en las próximas horas.

A través del Sistema de Alerta Temprana por Olas de Calor y Salud (SAT-OCS), que comenzó a aplicarse desde fines del año pasado, el SMN elevó a "amarillo" las perspectivas de alerta por calor en el Gran Mendoza y las localidades mendocinas de San Martín y San Rafael, donde se esperan para hoy temperaturas máximas entre 34 y 37 grados.

El nivel "amarillo" implica que los efectos de una ola de calor pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo: bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos.

Este nivel también rige para varias ciudades ubicadas en las provincias de La Rioja, San Luis, Córdoba Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires; mientras que existe alerta "naranja", un riesgo más elevado, para la Ciudad de Buenos Aires, las localidades bonaerenses de Pehuajó y Bahía Blanca, y las pampeanas de Santa Rosa y General Pico.

Para evitar los efectos del intenso calor se recomienda:

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes;
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.
  • Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), se deberá actuar de la siguiente manera:
    • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
    • Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 13:38
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 13:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"