Lo asesinaron cuando volvía de bailar

Un joven de 22 años falleció en Tucumán cuando se resistió al robo de su auto.

 Un joven de 22 años murió de un tiro en el pecho cuando se resistió a un asalto en su casa de Villa Mariano Moreno, en Tucumán.

La Gaceta relató que Maximiliano Ezequiel Jaimez salió a bailar con amigos el viernes por la noche. Al salir, en la madrugada de ayer, regresaron a Villa Mariano Moreno. "Fuimos hasta la casa de una amiga, que vive en la esquina de las calles 43 y 6. Yo bajé ahí. Él siguió camino hasta su casa, para dejar el auto y regresar con nosotros", explicó uno de los presentes a La Gaceta.

A las 6.30, el Volkswagen Gol blanco quedó estacionado, con el motor en marcha, sobre la vereda del domicilio de calle 23 al 500, en Villa Mariano Moreno. Jaimez, de 22 años, no tuvo tiempo de abrir el portón con rejas de hierro del garaje.

Un desconocido llegó a bordo de una moto, tipo enduro y se detuvo sobre la calle de tierra. Descendió empuñando un revolver, presuntamente con intenciones de robarle el teléfono celular y otras pertenencias. Jaimez le hizo frente, intentando defenderse. Forcejearon. De repente, se escuchó una detonación.

El estruendo alertó a los familiares de Jaimez. Su hermano Alejandro fue el primero en salir de la casa. Él también se trenzó en lucha con el desconocido. Le dio una trompada en el rostro. Un vecino que advirtió lo que ocurría, lo auxilió. Juntos, lograron inmovilizarlo. Maximiliano, malherido, se arrastró hasta la puerta de su casa. "Se escuchó que dijo ‘Mamá, ayudame'. Entonces, salió Claudia, su madre. Ella lo abrazó y él se descompuso en sus brazos", contó Ramón Ángel Asís, cuñado del joven.

El joven murió apenas ingresó a la guardia del hospital Avellaneda.

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 03:59
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 03:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"