Deportes

Monfils se consagró en Qatar

El francés se quedó con el ATP 250 de Doha al vencer en la final al ruso Andrey Rublev por 6-3 y 6-3.

Una inmejorable bienvenida a la nueva temporada. Cuatro meses después de su última presencia en el ATP World Tour, el invitado Gael Monfils regresó para coronar con autoridad el ATP 250 de Doha. El jugador parisino alzó la séptima copa individual de su carrera, superando por 6-2, 6-3 al ruso Andrey Rublev en una fugaz final decidida en 60 minutos de juego.

"Volver en plena forma en 2018 era un gran objetivo", reconoció Gael. "En 2016 hice una temporada espléndida, terminé Nº 6 del mundo, pero no pude competir al 100% en 2017. No esperaba ganar el primer torneo pero me hace realmente feliz".

Al besar el trofeo Gael se resarció tras las finales perdidas en 2006 (p. ante Federer) 2012 (p. ante Tsonga) y 2014 (p. ante Nadal) y maquilló su balance en finales del ATP World Tour (7-20), añadiendo un valioso ejercicio a su amplio expediente en choques decisivos.

"Es un evento que me encanta, al que siempre regreso con ganas. Estuve realmente cerca de ganarlo en el pasado y finalmente lo he conseguido. Me siento muy orgulloso", declaró el galo.

Exento de competir la semifinal ante la baja de Dominic Thiem, Monfils disputó la final con una frescura notable. El francés dibujó un inicio de partido a toda mecha, completando el primer set en apenas 28 minutos y asegurando la victoria final en una vuelta de reloj.

En general, Monfils completó una final marcada por su voluntad ofensiva y la precisión para encontrar los espacios: conectó 9 aces y aseguró un 79% de puntos con primer saque, ofreciendo una asignatura demasiado exigente para su rival. Sus reflejos al resto, con tres quiebres a su favor, marcaron diferencias decisivas en el partido.

La intensidad del duelo fue inaudible para Rublev, que dispuso de sus únicas dos pelotas de rotura en una situación límite (2-6, 1-3), cuando el encuentro ya lo colocaba a las puertas del naufragio. La derecha del galo, una fuente de golpes ganadores durante todo el torneo, se encontró con las piernas de Monfils, capaz de cubrir el fondo hasta anular cualquier opción de rotura.

"Es muy joven pero está subiendo", reconoció Monfils sobre el ruso. "Hizo un final de temporada muy sólido y vimos que puede competir con la élite. Llegará a más finales y las ganará, no tengo ninguna duda".

La responsabilidad fue una pesada carga en manos de Rublev, presente en su tercera final en el circuito con apenas 20 años. Tras sobrevivir a una semana de tensión, con cuatro victorias y una pelota de partido salvada en semifinales, el ruso fue incapaz de arañar el servicio de Monfils y se vio desbordado en un encuentro de alto ritmo.

De esta manera Monfils pone fin a una sequía de 18 meses sin títulos, estirada desde que levantara la mayor copa de su carrera en el Citi Open de Washington, de categoría ATP World Tour 500, durante la temporada 2016.

El pupilo de Mikael Tillström arranca así de manera notable la temporada 2018 del ATP World Tour. La victoria en Doha reporta al francés una bolsa de premios de 218.210$ y un salto de siete posiciones en el Ranking ATP, pasando del Nº 46 al 39 en la clasificación masculina.

Prensa ATP World Tour



Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 10:39
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 10:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"