Estas son las provincias que aun no firman el pacto fiscal

El proyecto debe ser evaluado todavía en una decena de parlamentos locales, no obstante el equipo del presidente Mauricio Macri proyecta que completarán la firma para el primer trimestre de este año.

La provincia de Chubut buscará tratar el martes próximo la adhesión al Consenso Fiscal que 23 distritos firmaron con la Nación, mientras otras tres provincias lo debatirán en sesiones extraordinarias previstas para febrero, dos lo harán en marzo y en otras tres aún no hay estimación prevista.

En tanto, el equipo del presidente Mauricio Macri proyecta que completarán la firma para el primer trimestre de este año, según indicó a Télam el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca.

Hasta ahora de los 23 distritos que firmaron el acuerdo (San Luis fue la única provincia que los rechazó) son 14 los que ya aprobaron el pacto en sus legislaturas locales, un paso imprescindible para que entre en vigencia, mientras 9 provincias están en deuda.

En ese marco, el gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, confirmó que convocará a sesión extraordinaria para este 9 de enero a fin de tratar un extenso temario que incluye el pacto fiscal, después de fracasar en un intento previo para sesionar el 26 de diciembre.

Sin embargo el oficialismo de Chubut cuenta con 8 votos propios de los 27 que tiene en total el Poder Legislativo y necesita 14, para lo cual deberá buscar acuerdos con el resto de las bancadas, mientras los 10 del Frente para la Victoria ya adelantaron su rechazo.

También faltan adherir las Legislaturas de Santa Fe, San Juan y Mendoza -donde está previsto abordarlo en sesiones extraordinarias en febrero- junto a La Pampa y La Rioja, que prevén debatirlo en marzo.

Además está pendiente su aprobación en Corrientes, donde se estima que ingresará al cuerpo legislativo en los próximos días, y lo mismo pasaría -entre febrero y marzo- en Jujuy, Santiago del Estero y San Juan, donde hasta ahora no hubo novedades.

Las demás provincias ya lo suscribieron, con la salvedad de San Luis, que ni siquiera asistió a las reuniones donde se debatió el proyecto.

Consultado por Télam, el viceministro García de Luca, calificó de "histórico" el acuerdo y aseguró que el Gobierno espera que "entre febrero y marzo" las legislaturas terminen de aprobarlo.

De esa forma, se pondría en marcha el Acuerdo para el Nuevo Federalismo, firmado por el presidente Mauricio Macri con 23 gobernadores el 16 de noviembre pasado en el CCK, en busca de equilibrar las cuentas públicas y bajar la presión tributaria sobre la actividad económica en las provincias. 

García de Luca consideró que "ni siquiera desde la reforma constitucional del '94 había un acuerdo que involucrara temas presupuestarios y reformas de importancia logradas en un consenso con los gobernadores".

En esa dirección, valoró "el gesto político de ponernos de acuerdos en temas tan sensibles y complejos" y como muestra de ellos destacó que "los mismos gobernadores han tomado la defensa de lo que cada uno había firmado".

El eje del Pacto Fiscal, explicó el viceministro, es la nueva ley de "responsabilidad fiscal, que tiene que ver con que cada provincia gaste en la medida de lo que ingresa, que se pondrá en práctica en forma gradual hacia el 2019 en todos los gobiernos".

Otro punto de relevancia "es ordenar las cuentas pero además ir bajando impuestos porque la presión impositiva hace que sean muy difícil competir a nuestros productos con los extranjeros", y aseguró que crear empleos es un "compromiso de gestión".

"En ese camino -puntualizó García de Luca- se planteó un tope, uniforme en todo el país, en el impuesto provincial de ingresos brutos en los próximos cuatros años, ya que es muy distorsivo y atenta justamente contra la creación de empleo" y subrayó que esa decisión "lo que marca es un sendero de equilibrio fiscal y de ir bajando impuestos".

En cuanto al tercer eje, expresó que "tiene que ver con el Fondo del Conurbano (creado en el '92 y que se financiaba con el 10 por ciento del impuesto a las Ganancias para darle a la provincia de Buenos Aires los puntos que había perdido por coparticipación), que es un tema sobre el cual cada provincia tenía un alerta importante".

García de Luca recordó que en 1996 "se estableció un tope al Fondo del Conurbano (650 millones de pesos) y terminó tan distorsionado que Tierra del Fuego y La Rioja recibían más fondos que la provincia de Buenos Aires".

En este punto, analizó que ese tema escaló políticamente el año pasado cuando la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal hizo un planteo judicial ante la Corte Suprema "con clara legitimidad" para que le den los fondos históricos de coparticipación que le habían quitado.

"Ahí fueron los gobernadores los que plantearon la necesidad de encontrar una salida política a una supuesta salida legal que ellos imaginaban de la Corte Suprema a favor de la provincia de Buenos Aires y lo que eso implicaba en las finanzas públicas de cada provincia", puntualizó el funcionario, informó Télam.

Opiniones (0)
17 de junio de 2018 | 23:45
1
ERROR
17 de junio de 2018 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"