Cómo engañamos a las hormonas que nos dicen "comé" y "dejá de comer"

En nuestro organismo se secretan dos hormonas que le "dicen" al organismo "es hora de comer" y "ya no sigas comiendo". Cómo se las controla.

El médico Darío Zaina, especialista en medicina ortomolecular, nos explica que para disminuir el apetito lo primero que debemos hacer es comer varias veces al día, cada dos o tres horas, sin esperar a tener hambre. 

Esto controla mejor nuestro apetito, nos da menores deseos de ingerir dulces y harinas, nuestra energía es más constante en el tiempo, por lo que tenemos un menor proceso de oxidación, nuestro cerebro está mejor nutrido (tenemos más capacidad de razonar) y no producimos picos de azúcar en sangre que alteran el organismo.

La Ghrelina se secreta en el estómago y tiene su pico máximo cada una hora y media o dos horas, por lo que si estamos todo ese tiempo sin comer el hambre que sentiremos será más intenso y nos generará grandes deseos de ingerir azúcares o harinas para saciarnos rápidamente.

Lo que podemos consumir:

Frutas, citrus y fibras, que nos hacen sentirnos satisfechos. También es recomendable consumir proteínas. En este caso, para quienes pasan mucho tiempo fuera de sus casas, el doctor Zaina sugiere los "Whey Protein", que son proteínas de suero de leche que vienen en polvo y pueden mezclarse con agua fría e ingerir en cualquier momento y lugar. Ese batido nos entrega una proteína pura, siendo un alimento muy saciógeno. También hay que tener en cuenta que las proteínas inhiben o disminuyen el deseo de seguir comiendo.

A la hora de elegir carnes deben ser cortes magros, dado que los grasos, como costillas y entrañas, nos generan deseos de seguir comiendo.

Las infusiones son colaciones válidas para hacer cada una hora y media (endulzadas con estevia) pero hay que agregarles sólidos, siempre que sean sustancias de bajas calorías.

Para tener en cuenta: un truco para acelerar a la hormona que nos dice "pará de comer" es masticar: se ha comprobado que a medida que más masticamos más rápido secretamos leptina.

El doctor Zaina nos cuenta además que debemos sacar de nuestra dieta a las galletas dulces, ya que tienen sales, azúcares y grasas saturadas, estas últimas van de la mano con aquellas hormonas que nos dicen: "comé".

También debemos tener en cuenta que entre las gaseosas, las galletas dulces y los cereales industrializados que ingerimos habitualmente vamos a encontrar un agregado denominado "jarabe de alta fructuosa" (abreviado como jmaf), una sustancia dañina para nuestro organismo que nos genera el llamado "cerebro recompensa": comés, sentís placer y seguís comiendo.

Finalmente el doctor Zaina explica que "desde la medicina ortomolecular tratamos siempre de enseñar cuáles son los beneficios de comer varias veces al día y avalamos el famoso dicho que dice ‘desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo', ya que la última comida es la que acumula más grasa y más triglicéridos".

"Pensamos que el engordar sólo es un problema estético, sin darnos cuenta de que es un problema para la salud, engordando dañamos muchos órganos. Comer mal y muchos altera a las arterias y enferma a nuestra piel, por ende, produce un rápido envejecimiento", finaliza el especialista en medicina ortomolecular.

Doctor Darío Zaina.

Médico Post Grado

Medicina Ortomolecular y Nutrigenómica

Matrícula 6967/121797

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 05:35
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 05:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"