Crearon una página web para defender a las monjas del Próvolo

El estudio jurídico que defiende a las religiosas Kumiko Kosaca y Asunción Martínez

Presentaron un sitio web con videos en los que el equipo de abogados que dirige Carlos Varela Álvarez explica los pormenores de la causa en la que están involucradas sus defendidas en la investigación por abusos en el instituto religioso Antonio Próvolo. Se trata de Kosaka Kumiko y Asunción Martínez.

En la presentación del espacio virtual, Varela Álvarez explicó que "las religiosas Asunción Martínez y Kumiko Kosaka en su calidad de denunciantes ratificaron recientemente ante la Unidad Fiscal de Delitos residuales de Mendoza, la presentación penal contra los intérpretes oficiales designados por el Fiscal Gustavo Stroppiana a cargo de la instrucción en el caso conocido como Próvolo y de integrantes del Cuerpo Médico Forense de Mendoza".

En ese sentido, señaló que "algunos aspectos de las denuncias pueden apreciarse en los videos que acompañan este espacio digital".

"No se da cuenta de las de la identidad de las personas cuyos testimonios han sido presuntamente manipulados y tergiversados en las cámaras Gesell como la de los también presuntamente falsos informes del cuerpo médico forense", señaló el profesional.

Indicó luego que "hasta fines del año pasado, Asunción Martinez Aquino y Kumiko Kosaka eran dos personas absolutamente desconocidas para la gran mayoría de los mendocinos salvo en los círculos religiosos. Ambas forman parte de la Congregación Hermanas del Huerto, cuya presencia en Argentina, conforme los libros de sus Memorias se remontan a su actuación como socorristas en la batalla de Pavón".

Sitio kumiko

"Asunción Martínez -contó- es paraguaya y estuvo a cargo de la Comunidad religiosa de las monjas en el Próvolo desde 2004-2009, Kumiko Kosaka de nacionalidad japonesa, se quedó hasta principios del 2012 siempre bajo el mando de otras superioras cerrando su actividad bajo inventario. Otras personas vinculadas a otros sectores religiosos se hicieron cargo del albergue de niñas desde el 2012. Los albergues o internado de niños y niñas estaban separados edilicia y funcionalmente. Los curas con los varones y las monjas con las niñas".

Agregó Varela Álvarez que "durante su permanencia no existe constancia o denuncia alguna contra ellas en las sedes administrativas o judiciales ni siquiera años posteriores que se fueran. Es decir, las monjas conocen estas graves denuncias ocho años después en el caso de Asunción Martínez y cinco en el caso de Kosaka. Antes y después del Próvolo nunca tuvieron denuncia en ninguno de sus trabajos realizados". 

"Abrimos este espacio -dijo-  para dar a conocer nuestra postura frente a la condena sin juicio, y la toma de posturas apresuradas sólo escuchando lo que la querella y la fiscalía quieren que la sociedad lea o vea o conozca. Iguales en derechos, iguales ante la ley", concluyó la presentación y luego. 

Opiniones (1)
19 de abril de 2018 | 15:23
2
ERROR
19 de abril de 2018 | 15:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Doctor Varela, está rifando el prestigio duramente ganado. Usted está más de un simple honorario. De todos modos las bestias que defiende, ya tienen quien se ocupe de ellas: http://www.mdzol.com/nota/721110-el-papa-les-bajo-el-castigo-a-curas-abusadores/
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec