Laffort y un evento de fin de año "súper Rosé"

La empresa convocó a enólogos, amigos, staff y clientes para brindar en el cierre del año y al mismo tiempo los sorprendió con sorpresas, regalos y una interesante charla sobre los rosados de Provenza, Francia. ¡No te pierdas las fotos y los videos!

El desarrollo de la enología en nuestro país y el mundo ha sido posible gracias al desarrollo de empresas dedicadas a elaborar herramientas y productos necesarios para el crecimiento de esta industria.

Este es el caso de Laffort, empresa líder en productos como levaduras, enzimas, nutrientes, taninos, limpiezas, medios de cultivo, estabilización, tratamientos específicos y más.

Esta empresa reunió a enólogos, clientes y miembros de su staff y compartió una interesante y divertida jornada en hotel Intercontinental, en la que además de aprender y debatir, todos disfrutaron de un delicioso cóctel y se llevaron espectaculares sorpresas y regalos.

Laffort: una empresa cercana a la enología argentina

Creada en Burdeos en 1895, la Sociedad Laffort ha participado en las principales etapas de la evolución de la enología que han seguido a Pasteur y sus descubrimientos fundamentales. Sus avances científicos le han permitido pasar de una enología curativa esencialmente basada en la química pura, a una enología preventiva, apoyándose en la biotecnología.

Laffort se caracteriza igualmente por el control de sus herramientas de producción permitiéndole proponer una oferta y un saber-hacer de alto nivel técnico para la enología. Estas unidades de producción especializadas y un compromiso desde siempre que permite a los enólogos y elaboradores optimizar y preservar la calidad de sus vinos.

Fiel a su oficio, en la continuidad de su tradición familiar, y gracias a sus orientaciones innovadoras, Laffort está presente en más de 50 países. Sus productos, derivados de su saber-hacer y de sus innovaciones técnicas, son buscados en el mundo entero, para elaborar vinos de calidad respetando la naturaleza, con el fin de responder a las nuevas y siempre crecientes exigencias de los consumidores.

Un evento en clave rosé y súper completo

"Este año decidimos hablar más del 'rosado de Provence', de su impacto en el mercado mundial y de las variedades de estilo que se encuentran. El rosado es un vino muy antiguo, y después de 3 siglos reaparece como un vino de referencia técnica con una multitud de posibilidades de mercado", nos explican al llegar al evento.

"Hicimos el evento de brindis y agasajo a nuestros clientes en esta fecha porque, además de dar continuidad al del año pasado -en el que también la clave era un toque rosé en el vestir-, queríamos presentar vinos recién terminados. Los vinos que se trajeron para degustar son muestras sacadas de los tanques que recién están terminando su proceso. Algo muy fresco justamente para degustar lo nuevo antes de ser fraccionado en Francia", comienza explicando María Eugenia Berducci.

"Trajimos además vinos de Chile, para poder mostrar lo que se hace allí. Es muy importante mostrar las diferentes variedades que se están usando, y también lo que es un blend de rosados. Aquí en Argentina el rosado es un monovarietal, y en otros países vemos que hay cortes", sigue Eugenia.

"En esa oportunidad, lo que se presentó durante la cata es una charla de cómo se hace un vino en Provenze. Se trata de una zona exitosísima, que tiene vinos rosados de más de 100 euros por botella. El año pasado la charla fue más técnica, mientras que este año trajimos a un enólogo que se dedica exclusivamente a hacer vino Rosé en esa zona francesa", compartió Berducci.  

Algunas opiniones luego de la charla

"Luego de esta exposición tan sólida me llevo la certeza de que en Mendoza podemos hacer grandes vinos rosados, equiparables o comparables a los franceses, y también divertidos, para mostrar en el mundo. A mi me sirvieron muchísimo las consideraciones de Christophe en cuanto a Francia y Chile para darme cuenta que tenemos todas las condiciones para poder hacer grandes cosas sin copiar, sino teniendo nuestra propia identidad. El click que me hizo la cabeza fue muy grande: tal es así, que voy a comenzar a elaborar rosados de esa manera", nos dijo Alfredo Draque, enólogo de Finca La Trinidad y elaborador del vino "Insolente". "Realmente agradezco a Laffort esta posibilidad de generar un ámbito de conocimiento y de aprendizaje sin escatimar información, cuando por otros lados hay gente mezquina. Son muy generosos", cerró. 

Por otro lado, Carola Tizio nos comentó que "fue interesantísimo poder probar el vino francés actualmente en mercado pero también las muestras de tanque -el vino virgen, por llamarlo de alguna manera-. Pudimos además analizar estadísticas y darnos cuenta que el consumo de espumantes y vinos Rosé está creciendo. Laffort realmente tiene productos maravillosos para hacer este tipo de vinos".

Sobre Christophe Rossi, el enólogo estrella de la jornada

Christophe Rossi se unió a Laffort en el 2014 y es el especialista en Rosé de la empresa.

Se matriculó en Toulouse en viticultura y gestión de la calidad, también obtuvo el diploma nacional francés de Enología (DNO). Para adquirir experiencia en el extranjero, decidió trabajar en México, en la bodega más antigüa de América. Una vez de vuelta a Francia, trabajó durante varios años de vinicultor/enólogo en la región de Provence, zona famosa en el mundo por su producción de Rosé.
Sus conocimientos, no sólo en Rosé sino también en Marketing, lo convirtieron naturalmente en el referente para Rosé cuando integró los equipos de Laffort como Manager de zona sur este de Francia. 

Dónde sea por el mundo, Christophe les puede acompañar para definir el mejor Rosé que necesiten para adaptarse al mercado que enfocan.

Laffort "calza conciencia"

"En esta oportunidad decidimos ir más allá para los regalos de fin de año a nuestros clientes. Les entregamos como presente un producto desarrollado por una empresa de la economía social", nos comunicó Eugenia Berducci.

"Desde Laffort entendemos que todas nuestras decisiones impactan. Impactan en nosotros y también en los que nos rodean, en cada momento y en cada lugar. Por esto, les regalamos calzados de Xinca. Una empresa mendocina que ha sido reconocida a nivel mundial por sus prácticas sustentables.

Xinca desarrolla calzados con materiales reciclados. Principalmente con residuos de la industria del neumático y de la moda. En sus procesos productivos trabajan internos del Penal San Felipe de la ciudad de Mendoza. Una empresa, que al igual que Laffort, tiene un respeto por el medioambiente y la sociedad en que vivimos.

xinca san felipe

"A través de nuestra compra, ayudamos a Xinca a dar trabajo a personas excluidas del sistema y que residuos que irían a parar a la basura, se transformen en un producto con valor. Esto lo hacemos continuando nuestro compromiso para trabajar día a día con clientes y proveedores hacia prácticas más sustentables", cierran desde la empresa.

En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve