Cinco secretos de los viajes en avión que nadie dirá

El reciclaje de frazadas y la calidad del agua del café son algunas de las realidades ocultas de los aviones de las aerolíneas comerciales.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Minutos previos a emprender un vuelo. El pasajero se acomoda en el asiento y se prepara para disfrutar de un largo trayecto en el que tendrá innumerables servicios a su disposición. Todo parece pulcro, prolijo y a la justa medida de lo que necesita. Sin embargo, la apariencia de lujo en la atención de la tripulación puede llegar a ser solo eso... una mera imagen.

El periodista canadiense William McCoy realizó una investigación durante más de cinco años sobre los servicios ofrecidos a los pasajeros en los aviones. Para tal estudio entrevistó a cientos de clientes así como a decenas de azafatas, comisarios a bordo y hasta pilotos de compañías aéreas. Indagó sobre los grandes gigantes de la industria y también sobre las compañías más pequeñas que ofrecen tramos low cost.

¿Quién sabe cuál es la pureza del agua servida en un té o un café?, ¿las almohadas y las mantas realmente nunca fueron utilizadas?

McCoy detalló una lista de algunos de los secretos de los vuelos que todo el mundo creyó saber pero no tenía idea de lo que se escondía en realidad.

Los pasajeros serán notificados de un accidente

Ante una situación de turbulencias fuertes, los pasajeros más escépticos intentan buscar tranquilidad en la mirada de las azafatas o de algún miembro de la tripulación. Sin embargo, ese mismo personal tiene la responsabilidad de anunciar un inminente choque o accidente a todos los viajantes, aún cuando ya no quede alternativa.

El agua del avión, de dudosa procedencia

Aquellos que viajaron en avión con cierta regularidad, alguna vez tuvieron la necesidad de tomarse un té o un café. Mala elección. El agua utilizada para las infusiones es extraída del tanque de agua del avión, la cual se encuentra en la parte inferior de la nave y no se limpia con relativa asiduidad.

El agua usada para el café o el té procede del tanque de agua del avión, que rara vez es limpiado como corresponde

La tripulación recibe una mejor comida que los pasajeros

Los pasajeros suelen quejarse del nivel de la comida que reciben. La peor noticia para ellos es que los miembros de la tripulación disfrutan de platos de mejor calidad.

Reciclaje de almohadas y mantas

Otro mito derribado. Esa frazada o esa almohada que uno siente con aromas perfumados y cree estar estrenándolas... pueden no ser tan nuevas. De hecho, algunas aerolíneas utilizan más de una vez sus mantas y almohadas para los pasajeros.

Todo depende del costo de los pasajes. Obviamente, cuanto más barato sea el vuelo, más probabilidades hay de recibir una manta usada.

Los baños

Hay una especie de sentencia inquebrantable entre las tripulaciones de los aviones: nunca utilizar los baños de los pasajeros. ¿El motivo? La suciedad y la falta de higiene que se registra en esos cubículos.

La higiene de los pasajeros en el lavabo es una de las grandes obsesiones para los miembros de la tripulación. Por eso, tratan de incentivar cada vez que pueden a que cada individuo limpie mínimamente el baño después de usarlo.

Opiniones (0)
19 de abril de 2018 | 15:18
1
ERROR
19 de abril de 2018 | 15:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"