Investigan en Tailandia las causas de la tragedia del avión

Investigadores tailandeses registraron minuciosamente el lunes los restos calcinados del avión de una aerolínea de bajo coste que se estrelló el domingo en el aeropuerto de Phuket, dejando 89 muertos, 57 de ellos extranjeros, según responsables policiales.

Mientras tanto, las familias de las víctimas intentaban desesperadamente obtener información precisa sobre sus allegados, cuando algunos cuerpos calcinados no habían sido identificados formalmente. El balance definitivo por nacionalidades se conocerá solamente después de practicadas las autopsias.

Se trata de la peor catástrofe aérea ocurrida en Tailandia desde 1998, cuando se estrelló un Airbus que dejó 101 muertos. El
accidente del domingo se produjo en condiciones meteorológicas difíciles.
 
El ministro tailandés de Transportes, Thira Haocharoen, indicó que las cajas negras del MD-82 fueron encontradas. Su adjunto
precisó que serán enviadas a Estados Unidos para ser analizadas y que los resultados serán conocidos dentro de una semana.
  
"El avión ha sido utilizado durante 12 años y, normalmente, cualquier aparato puede efectuar vuelos durante por lo menos 15
años", afirmó Thira. "Deben admitir que las condiciones meteorológicas eran muy malas", agregó.

El MD-82 de la aerolínea tailandesa de bajo coste One-Two-Go  llegaba procedente de Bangkok con 123 pasajeros, principalmente
extranjeros, y siete tripulantes. Tuvo problemas para aterrizar en Phuket, donde caía una lluvia torrencial, chocó contra el
suelo y se incendió junto a la pista.

"El último balance es de 89 muertos", declaró a la AFP  Pornchai Eua-aree, el director del aeropuerto internacional de
Phuket, precisando que "hay 41 supervivientes: 15 tailandeses y 26 extranjeros".

El general Santhan Chayanont, que dirige las operaciones  policiales, indicó que los socorristas no habían logrado aun
extraer cuatro cadáveres de los restos del avión.

El general precisó que entre los 89 muertos figuraban 57 extranjeros, 26 tailandeses y seis personas cuya nacionalidad se
desconocía por el momento.

La embajada de Estados Unidos en Bangkok confirmó que cuatro  norteamericanos murieron y que una mujer sobrevivió a la
catástrofe del domingo. La embajada de Gran Bretaña indicó que "varios" británicos murieron, pero no dio una cifra precisa.
 
En Francia, el ministerio de Relaciones Exteriores indicó que tres franceses habían muerto, otros seis estaban desaparecidos y
un herido se encontraba hospitalizado en Phuket.

Alemania, Suecia, Australia e Irlanda declararon cado uno tener un ciudadano muerto en el accidente.

Según un empleado del consulado de Irán, Safdar Shafiee, de los 21 iraníes que se encontraban a bordo, 15 podrían haber
muerto.

La embajadora de Israel en Bangkok, Yael Rubinstein, indicó a la AFP que dos de los diez israelíes que viajaban en el avión
habían sido localizados en un hospital.

El director del Bangkok Hospital Phuket, que trata a heridos graves, confirmó el lunes la presencia de 29 personas en su
establecimiento.

Entre los heridos hay siete tailandeses, seis iraníes, dos  irlandeses, cuatro alemanes, tres británicos, dos israelíes, un
australiano, un canadiense, un austríaco, un francés y una persona de nacionalidad indeterminada.

El aeropuerto de Phuket, cerrado desde el accidente, reanudó  sus operaciones a las 15H30 hora local (08h30 GMT).

El primer ministro tailandés Surayud Chulanot, fue uno de los primeros en poder aterrizar en Phuket.

Mientras el gobierno se preocupa por el efecto que el  accidente puede tener en la floreciente actividad turística del país, Surayud declaró que la investigación para determinar las causas del accidente será "rápida". AFP-NA
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 04:36
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 04:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"