Juicio al médico del Central: la víctima pidió no cruzárselo

Rosana Sosa recordó el brutal ataque de su pareja Fernando Fernández, ocurrido el 16 de noviembre de 2015. La mujer no pudo contener el llanto y solicitó no encontrarse con su ex pareja en Tribunales.

En la primera jornada del juicio a Fernando Férnandez, el médico del hospital Central que el 16 de noviembre de 2015 intentó asesinar a su pareja Rosana Sosa asestándole cinco puñaladas, la víctima recordó el calvario que le tocó vivir y pidió no encontrarse con su agresor. 

Sin poder contener el llanto, Rosana recordó la fatídica tarde de noviembre en que su pareja la atacó con un cuchillo de carnicero luego de un ataque de celos, tras discutir la noche anterior por un tatuaje que la mujer se había hecho en el cuello.

Fernández le recriminó que si tenía plata para un tatuaje "también podía pagar la patente del auto", lo cual desató la discusión que culminó en el sanguinario ataque. "Me dijo que me vaya a trabajar en el turno noche en micro porque no me iba a prestar el auto. Le pregunté si se había vuelto loco y ahí fue donde me atacó", recordó Rosana ante el tribunal de la Primera Cámara del Crimen.

La mujer también relató episodios de violencia anteriores y aseguró que las agresiones por parte de Fernández eran frecuentes. Además, mostró las cicatrices de las cinco puñaladas que le propinó su ex pareja en varias partes del cuerpo.

Fernández está imputado por tentativa de femicidio y enfrenta una pena de entre 15 y 25 años. A lo largo de la semana declararán los vecinos que auxiliaron a Rosana y los peritos. Se espera que el último en declarar sea Fernández, quien se encuentra detenido en el penal de Boulogne Sur Mer.

Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 22:38
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 22:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve